Pedro Casciaro: la aventura de un hombre sensible

La vida de cualquier persona, y también la de cualquier institución, está hecha de pequeños sucesos, de anécdotas, de encuentros, de retales, de fragmentos. De la mano de algunos historiadores, en esta serie de podcast iremos recorriendo diferentes acontecimientos de la vida de san Josemaría y de la historia del Opus Dei.

Relatos biográficos
Opus Dei - Pedro Casciaro: la aventura de un hombre sensible

Podcast de la serie 'Fragmentos de historia'
1. Personajes de un relato divino
2. Encerrados en la Legación de Honduras
3. En los Pirineos: o todos o ninguno
4. Amigos hasta la muerte
5. Encarnita Ortega: su vida en cinco trazos
6. Pedro Casciaro: la aventura de un hombre sensible


Te puede interesar Recuerdo de las jornadas que san Josemaría vivió escondido en Madrid durante el conflicto civil San Josemaría durante los años 30 (ocho capítulos, con vídeos y textos) 30 cuestiones históricas sobre la vida de San JosemaríaDocumental “El paso de los Pirineos” Mapa interactivo: San Josemaría en Madrid. Los comienzos del Opus Dei


1. Personajes de un relato divino

A partir de la sorprendente historia de Irena Kalpas, Pablo Pérez, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra, explica cómo la historia del Opus Dei puede contarse a través de cada una de las personas que han encontrado su camino hacia Dios en esta institución de la Iglesia Católica.

Contando con la libertad humana, Dios escribe un inesperado relato que une los bosques de Katyn con una residencia de estudiantes en Polonia, en una fecha muy concreta: el 26 de junio de 2002.

2. Encerrados en la Legación de Honduras

En plena guerra civil, en marzo de 1937, san Josemaría permaneció cuatro meses y medio encerrado con algunos miembros del Opus Dei y una decena de familias en la Legación de Honduras, un edificio situado muy cerca de la plaza de Emilio Castelar en Madrid y que gozaba de inmunidad diplomática.

Esos meses de aislamiento significaron también una etapa de crecimiento espiritual para san Josemaría y los que le acompañaban.

3. En los Pirineos: o todos o ninguno

A finales del año 1937 san Josemaría y algunos de los primeros miembros del Opus Dei y amigos, cruzaron los Pirineos para pasar a la llamada zona nacional, donde era más fácil que san Josemaría pudiera continuar su labor sacerdotal.

En esta travesía, hubo momentos especialmente arriesgados y difíciles. El historiador José Carlos Martín de la Hoz relata uno de ellos.


4. Amigos hasta la muerte

San Josemaría fue un hombre de muchos y buenos amigos. Siempre valoró la amistad como uno de los grandes tesoros de la vida y dejó en herencia este mensaje a los fieles de la Obra.

En este podcast, Pablo Pérez, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra, cuenta la duradera y profunda amistad de san Josemaría con Francisco Moreno y Enrique Giménez Arnau, dos amigos a los que conoce en su juventud en Zaragoza.


5. Encarnita Ortega: su vida en cinco trazos

El 5 de mayo de 1920, hace ahora 100 años, nacía Encarnación Ortega. Encarnita, como todos la llamaban, fue una de las primeras mujeres del Opus Dei. Conoció a san Josemaría en el año 1941 y pronto pidió la admisión como numeraria.

Durante toda su vida, impulsó numerosas iniciativas de tipo educativo, social y cultural y ayudó a cientos de personas a acercarse más a Dios. Murió con fama de santidad y está abierto su proceso de canonización.

El historiador José Carlos Martín de la Hoz, vicepostulador de la Causa, relata en este podcast algunos sucesos de la vida de Encarnita que ayudan a conocer su valía humana y espiritual.


6. Pedro Casciaro: la aventura de un hombre sensible

Pedro Casciaro fue uno de los primeros miembros del Opus Dei. Conoció a san Josemaría cuando estudiaba Matemáticas y Arquitectura en Madrid.

Aquel joven inquieto, sensible y algo frío, religiosamente hablando, empezó a tratar a Dios con más cercanía y descubrió su vocación. Fue el inicio de una apasionante aventura y el camino que le llevó a una vida plena, como relata José Carlos Martín de la Hoz.