San Josemaría durante los años 30

José Ramón Herrero Fontana, un testigo privilegiado de aquel tiempo, cuenta –con la serena lucidez de sus noventa y tres años– sus recuerdos de San Josemaria, en varios vídeos sobre este periodo histórico marcado por la violencia y por la guerra.

Cuestiones históricas
Opus Dei - San Josemaría durante los años 30San Josemaría Escrivá, tras cruzar los Pirineos en 1937

Te puede interesarBiografía de San JosemaríaMapa interactivo de San Josemaría en MadridCuestiones históricas sobre la vida de San Josemaría


1. San Josemaría: clases de formación cristiana

En este primer vídeo José Ramón Herrero Fontana evoca las clases de formación cristiana que le dio San Josemaría, junto a otros dos amigos suyos –Manuel Pérez Sánchez y Luis Azúa- durante varios años, semana tras semana, a partir de 1933.

2. Mi encuentro con el Opus Dei

Cuando José Ramón Herrero conoció el Opus Dei las personas que seguían a San Josemaría se podían contar con los dedos de la mano. Hoy está extendido por los cinco continentes. Herrero se pregunta cómo fue posible, y da su respuesta personal a este interrogante.

3. 1932-1936. ¿Cómo era san Josemaría?

Muchas personas le han preguntado a Herrero Fontana: ¿se daba cuenta, durante aquellos primeros años, desde 1932 a 1936, que estaba junto a un santo? Herrero da una respuesta aparentemente desconcertante, que muestra un rasgo del espíritu del Opus Dei: la naturalidad.

4. Ese crucifijo has de ser tú

Cuando Herrero Fontana vio la cruz que san Josemaría había puesto en la Academia DYA de Madrid, en la calle Luchana, en la pequeña habitación donde recibía a los estudiantes, le comentó: “Falta el crucifijo”. Y ha meditado durante toda su vida las palabras de respuesta que le dio el Fundador.

5. En la casa de los Herrero Fontana y en el Sanatorio del doctor Suils

En 1936, cuando estalló la persecución religiosa en España, al mismo tiempo que la guerra civil, san Josemaría residía en Madrid. Las circunstancias le obligaron a buscar refugio en casa de conocidos y amigos; y estuvo tres veces en la casa de los Herrero. José Ramón evoca el relato de aquellos días que le contó su hermano Joaquín.

6. San Josemaría. Visitas de pobres en el Hospital general

En los primeros años del Opus Dei San Josemaría atendía a numerosos enfermos y moribundos de los hospitales de Madrid y de los barrios más pobres de la capital. José Ramón Herrero evoca la visita que hizo, acompañando al joven fundador del Opus Dei, al Hospital General, convertido en la actualidad en un Centro de Arte Contemporáneo.

7. Las primeras catequesis

San Josemaría alentaba a los jóvenes estudiantes que trataba apostólicamente durante los años treinta para que diesen catequesis a los niños más pobres y necesitados del extrarradio de Madrid.

8. De refugio en refugio

Desde junio de 1936 San Josemaría residía en la Residencia DYA, en la calle Ferraz, nº 16. Allí le sorprendió la insurrección militar del 18 de julio y el asalto al Cuartel de la Montaña, que estaba muy próximo. Estuvo unos días esperando el desarrollo de los acontecimientos, sin salir de casa, hasta que el 21 de julio se refugió en el domicilio de su madre, en la calle Rey Francisco, nº 3.


Los años treinta del siglo pasado fueron años agitados y decisivos en la historia de muchos países europeos, como Alemania, Italia, Francia o España. Fue también un tiempo decisivo para San Josemaría , que dio los primeros pasos del Opus Dei durante esa década.

Ofrecemos dentro de esta nueva sección una serie de vídeos sobre la figura y las enseñanzas de San Josemaría durante ese periodo histórico marcado por la violencia y por la guerra.

En los siete primeros vídeos de esta serie, José Ramón Herrero Fontana (Larache, 1917), un testigo privilegiado de aquel tiempo, cuenta –con la serena lucidez de sus noventa y tres años– sus recuerdos de San Josemaria, al que conoció en 1932, sólo cinco años después de la fundación del Opus Dei.

La mayoría de los testimonios de Herrero son recuerdos personales, salvo el que narra la última estancia de San Josemaría en casa de sus padres durante la persecución religiosa de los años 1936-1939. Este último suceso se lo contó su hermano Joaquín, que salvó la vida al Fundador en una circunstancia extremadamente crítica.

El vídeo nº8 evoca los diversos lugares de Madrid en los que tuvo que refugiarse San Josemaría durante aquel tiempo en el que podían asesinarle por el mero hecho de ser sacerdote.