“Kazajistán es un país con una enorme apertura al diálogo”

Entrevista a Manuel López Barajas, Vicario del Opus Dei en Kazajistán, publicada en el Ideal de Granada.

Opus Dei - “Kazajistán es un país con una enorme apertura al diálogo”Manuel López Barajas, Vicario del Opus Dei en Kazajistán.

Ideal de Granada «Kazajistán es un país con una enorme apertura al diálogo» (PDF)

Aunque nació en Oviedo y se crió en Lérida, por motivos profesionales paternos, Manuel López Barajas es el tercero de una familia numerosa de recia raigambre de Granada. Una ciudad que dejó hace diez años para irse a vivir a Kazajistán, donde actualmente es vicario del Opus Dei.

Los católicos somos muy pocos, la mayoría procedentes de las deportaciones del siglo pasado

¿Qué ha encontrado en Kazajistán?

El Papa sabía lo que hacía: Kazajistán es un país con una enorme apertura al diálogo. Con la libertad, tanto musulmanes de origen kazajo como ortodoxos de origen eslavo y otras minorías están buscando sus raíces culturales y religiosas con gran respeto por las convicciones de cada uno.

Los católicos somos muy pocos, la mayoría procedentes de las deportaciones del siglo pasado. De hecho, a la labor de formación que ofrece el Opus Dei se acercan muchos más musulmanes, ortodoxos y ateos que católicos: el ansia de verdad y la apertura a la religión de los kazajos son tan inmensos como su país.

A la labor de formación que ofrece el Opus Dei se acercan muchos más musulmanes, ortodoxos y ateos que católicos

¿Y en qué proyectos trabaja?

En seguir extendiendo el mensaje del encuentro con Dios en el trabajo y en las relaciones de la vida ordinaria con los demás, en Almaty y en todo Kazajistán. Ya conocemos personas en otras ciudades como Karaganda, ciudad edificada en medio de la estepa junto a antiguos campos de concentración para deportados de centro Europa en el siglo XX, entre los que había bastantes católicos; muchos han regresado a Alemania o Polonia. También queremos abrir centros en Astaná, la nueva capital. Y luego están los demás ‘stán’, los países de alrededor.

Sin embargo, la verdadera expansión de este ideal de cristianismo en lo ordinario es patrimonio de las personas individuales que lo viven

Sin embargo, la verdadera expansión de este ideal de cristianismo en lo ordinario es patrimonio de las personas individuales que lo viven, a medida que se desplazan por el país por motivos profesionales, familiares, etcétera. Otra iniciativa que me ilusiona particularmente es ayudar a las familias dando formación a matrimonios jóvenes.

¿Qué echa de menos de Granada?

El jamón y el gazpacho. Lo demás llega sin problemas.

Me ilusiona particularmente es ayudar a las familias dando formación a matrimonios jóvenes

¿Y qué le ha costado más de su nuevo país?

Kazajistán es un país rico y se está desarrollando rápidamente, aunque aún hay mucha desigualdad social. Los años de comunismo han dejado una triste herencia de falta de ética y moralidad, por eso los kazajos andan tras esa verdad y esa fe que les sirva para buscar el bien. Costar, costar, el ruso. Me voy defendiendo, pero aún queda.