Científics i líders religiosos debaten les claus de la Laudato si'

Són científics i líders religiosos de 15 països i 8 confessions. El Seminari Internacional de Científics i Religions per la conservació del Medi Ambient els va reunir al Santuari de Torreciutat. Allà van llançar una ambiciosa Declaració sobre la protecció del Medi Ambient.

Consultar la notícia a Rome Reports

El seminario giró en torno a la encíclica Laudato si' del Papa Francisco, a un año de su publicación. Ciencia y religión buscaron soluciones a desafíos como el cambio climático. Una cuestión que preocupa a todos, sin importar la creencia religiosa o el país de origen.

HILLARY MARLOW. Directora, Instituto Faraday para Ciencia y Religión

"Creo que es una ocasión muy especial para juntar la Ciencia con diferentes tradiciones religiosas. Es realmente importante cuando se trata de problemas medio ambientales que se sepa lo que la Ciencia piensa.”

NANDITHA KRISHNA. Presidenta, Fundación Ramaswani Aiyar

"Este sitio, el Santuario de Torreciudad, es tan bonito. Es decir, esto es lo que Dios quería y nosotros le hemos dado las grandes ciudades, este sitio es perfecto. La atmósfera, el ambiente... Todo es perfecto. Realmente siento que aquí formo parte del medio ambiente.”

El Papa Francisco envió un mensaje a los participantes en el que mostró su deseo de que la reunión sirviera para "fomentar esfuerzos conjuntos y promover una conciencia más solidaria.”

MONS. MARCELO SÁNCHEZ SORONDO. Presidente, Pontificia Academia de las Ciencias Sociales

"Es necesario actuar juntos, y se puede, para defender la dignidad del hombre y defender la dignidad de la Tierra, la justicia de la Tierra como la justicia humana.”

YONATAN NERIL. Rabino

"Creo que el Laudato si' fue bien recibido por muchos judíos. Creo que muchos la leyeron, yo la leí y quedé bastante impresionado con el debate del Papa Francisco sobre lo que el Génesis dice sobre conquistar y dominar la tierra y sobre cómo debemos entenderlos para administrar la tierra con ética. En el Génesis 2:15 se dice que Dios puso al ser humano en el jardín del Eden para trabajarlo y esto enseña que debemos ser estar al servicio de la Creación.”

Los científicos mostraron sus gráficos y estadísticas sobre el cambio climático que muestran la gravedad del cambio climático.

Además de firmar una declaración, juntos plantaron un olivo en el Santuario de Torreciudad como símbolo natural del compromiso de las diversas tradiciones religiosas y de la comunidad científica en la conservación del medio ambiente.

Un compromiso que echará raíces y promete dar buenos frutos.