La relevancia de lo pequeño

¿Cuántas veces has visto en esta web algo interesante, pero no tenías tiempo para clicar? Te proponemos una selección de esos contenidos para ahora que –se supone- tienes más tiempo. Hoy, algunos ejemplos de cómo las cosas pequeñas importan tanto en lo humano como en lo divino.

Opus Dei - La relevancia de lo pequeñoPhoto by Justino Sánchez on Unsplash

La convivencia más intensa o el estar encerrado en casa ponen de relieve que a veces son cosas aparentemente nimias las que crean un clima determinado o marcan la diferencia. Y está al alcance de todos velar por ello. Hoy, pues, algunos recursos para sacar brillo a lo ordinario en situación extraordinaria.

1. ¿Qué haríamos sin la belleza? Algunos testimonios nos hablan de la belleza de lo cotidiano.

Un músico que escucha lo invisible o cómo la música nos acerca a Dios y a los demás

Un pintor que contempla atardeceres o cómo el color se aprecia mejor cuando está nublado.

Un sacerdote que ama la poesía como vía de acceso directo a la intimidad de Dios.

Ella enseña peluquería y estética; él es taxista. Ambos cuentan el cambio que ha supuesto descubrir en su profesión la belleza que puede tener la vida ordinaria.

«El mejor marketing es el trabajo bien hecho»: un reportaje sobre un emprendedor que puso en marcha una floristería en Granada que, por temporadas, da empleo a seis o siete personas.


2. Si estos días estás más en casa, te cuesta organizarte, te aburres o las tareas domésticas te aportan poco, algunas sugerencias:

Lecciones de Dora del Hoyo sobre cómo manifestar el amor a través de la limpieza o la cocina.

Cuando tu casa habla de Dios: el impacto en los demás del clima de un hogar.

Los consejos de San Josemaría para ilusionarse con la vida ordinaria en un breve vídeo.

El cariño en un nudo o cómo algo tan irrelevante como atar una bolsa marcó una vida.

3. Puedes recuperar algunos textos y audios para meditar.

Elogio de la caridad, de San Agustín (y aprovecha para descubrir la sección de Padres de la Iglesia).

La grandeza de la vida corriente, homilía de San Josemaría sobre la santidad en la vida cotidiana.

El tesoro del tiempo, otra homilía sobre cómo el tiempo es un don de Dios que debemos aprovechar.

Cosas pequeñas, una charla de la sección para cooperadores del Opus Dei.

4. Y para acabar, otro libro electrónico, esta vez sobre la familia, con dos artículos sobre el hogar: “Ambiente de hogar, escuela de amor” y “Hacer hogar: una tarea común que da sentido al trabajo”: Amor humano y vida cristiana