Transmitir la fe en la vida corriente

En la familia o en el trabajo, con los amigos y con desconocidos. Muchas personas procuran transmitir la alegría de la vida cristiana, especialmente en este Año de la Fe.

“Dios me ayuda en los agobios y reveses” Óscar Vidal vive en Valladolid y es economista. Trabaja en una empresa que se dedica a la restauración de edificios de patrimonio histórico. Está casado con Ana y tiene 4 hijos. Los dos son del Opus Dei. En su casa sólo entra el sueldo de Óscar. Siente la lógica preocupación ante la crisis económica y el futuro de la familia.

¿Se puede ser feliz con todo ese lío? “Mucha gente se ha quedado sorprendida por el programa. Estoy impresionada por las reacciones que he visto en nuestro entorno. Es como si la gente se preguntara : ¿pero de verdad se puede ser feliz de esa manera, con todo ese lío?”. Esto nos cuentan Catalina y Rafael, un joven matrimonio con seis hijos que reside en Valladolid.

¡Hasta el miércoles, ¿eh?!

María Victoria Troncoso es presidenta de la Fundación Síndrome de Down de Cantabria. El año pasado, al leer las indicaciones del Papa en su Carta Apostólica Porta Fidei, decidió reemprender la formación cristiana de los jóvenes con síndrome de Down que asisten a la Fundación.

Cuando es difícil creer que un niño venga con un pan bajo el brazo

Javier y Carmen están los dos en paro y no se distinguen de los millones de parados que hay en nuestro país, pero son optimistas: "La fe nos ayuda a ver más allá, pero no a resignarnos, sino que es un acicate para tener fuerza y no derrumbarte".

Historia de una sonrisa

"En la Clínica, en Valladolid, en el tanatorio y el funeral, hemos visto muchas personas, gente sencilla, amigos de Álvaro: profesionales con los que había trabajado, clientes de la óptica, vecinos de la óptica, el frutero de al lado, unas señoras muy mayores que le conocían de ir a la tienda de al lado, su ortopeda… y así tantos que se han quedado impactados y agradecidos por haber podido compartir, aunque sea unos minutos con Álvaro".

Estudio, trabajo, créditos, ahorrillos… y un cambio de vida

Néstor se convirtió en su tercer año de universidad aunque afirma que su conversión es un proceso aún sin terminar: “Sé que he encontrado a Dios y no hay marcha atrás: cuando sabes que Dios existe ya no puedes seguir viviendo como si no hubiera sucedido nada. Pero también sé que tengo mucho que mejorar en mi relación con Él.

Una inyección de alegría

¿Y que quiero yo para estos siete que no le vaya a poder dar a Josemaría?, que es la posibilidad de ser muy feliz y de ser hijo de Dios. Y al final dices: ¡Eso se puede conseguir!

Judith y la danza de la fe

Judith vive en Limburgo (Holanda) y es profesora de danza. Como cooperadora del Opus Dei participa de los medios de formación que ofrece la Obra, para reforzar su propia fe. Una fe que, según ella, hay que ejercitar para mantenerla viva, como la danza.

"Un café con la Virgen"

Mar es hija de marino. Nos cuenta su vida como una travesía y las distintas aventuras en las que se ha "embarcado". La más apasionante la vive actualmente en su familia "tamaño XL". El secreto para llevar todo con serenidad es comprender que no son los hijos de "Mar y Javier", sino de "Dios, Mar y Javier"; y acudir a la oración, que "es como tomarse un café con la Virgen".

Rumbo a Río 2013

Va y resulta que se puede ser cristiano y normal al mismo tiempo. Dios y yo somos ahora algo así como Bonny & Clyde,  Simon & Garfunkel, Sherlock & Watson…amigos…sí.