525 Artículos

«Agradar a Dios». La gratuidad y la libertad del amor, entre los bastidores de lo cotidiano

«Que yo vea con tus ojos, Cristo mío». Así rezaba san Josemaría y así querríamos rezar también nosotros, a la vuelta de casi cincuenta años. Sí, nos ilusiona mirar el mundo, nuestra vida, nuestras cosas, con los ojos de Jesús. Con esa mirada todo cobra su verdadero sentido. Este libro recoge algunas de las perspectivas que se abren con esa mirada.

Textos espirituales

Un sacerdote ciego que descubrió la alegría con san Josemaría

A los 16 años perdió la vista definitivamente. Pero no su luz. A los 36 años, acompañado de su perro “Ibiza”, confiesa que la espiritualidad de la Obra jugó un papel importante en el descubrimiento de su vocación al sacerdocio.

En primera persona

La receta del optimismo constante

“Siempre vi mi discapacidad con naturalidad”, cuenta Cássio. Para este abogado brasileño, “el optimismo nace de creer que Dios está contigo” y de caminar con Él. Porque, como escribió san Josemaría, “la verdadera virtud no es triste y antipática, sino amablemente alegre”.

En primera persona

Meditaciones: lunes de la 2ª semana de Adviento

Reflexión para meditar en el lunes de la segunda semana de Adviento. Los temas propuestos son: fe y esperanza en el poder salvador de Dios; alegría y confianza; trasmitirla a los demás superando las dificultades.

Vida cristiana

Alegría y dolor

Ante un revés en la vida, san Josemaría aconseja recuperar la serenidad en la oración. “En cuanto aceptes la voluntad de Dios, el dolor no es dolor, porque esa cruz la lleva Él”. (0’53’’).

Rezar con san Josemaría

Ningún día sin Cruz, ¡con alegría!

San Josemaría anotaba con frecuencia esta jaculatoria al inicio del año, indicando el camino por el que quería ir. “Me pediréis quizá otras palabricas para este año que viene, y os diré, concretando: servite Domino in laetitia! «¡servid al Señor con alegría!”.

Rezar con san Josemaría

Confesarnos, ¿por qué?

¿Qué es la Confesión?, ¿qué tiene de malo el pecado?, ¿qué se necesita para una buena Confesión?, ¿por qué pedir perdón a un hombre y no directamente a Dios?

Textos doctrinales

Pasión por la verdad

El mundo necesita “testigos apasionados y coherentes de la verdad”. En una época en la que el relativismo ha convencido a muchos de que es imposible conocer la verdad, la pasión por buscarla y transmitirla se ha convertido en una gustosa tarea para los cristianos.

Textos espirituales

La alegría cristiana

«Alegraos siempre en el Señor; os lo repito alegraos» (Flp 4, 4) exhorta san Pablo a los cristianos de Filipo para recordarles que son «ciudadanos del cielo» (3, 20).

Textos doctrinales

Un santo con humor

Se ha escrito mucho, y aún queda mucho por escribir, sobre San Josemaría Escrivá, el fundador del Opus Dei. Pero hay una faceta de su vida sobre la que raramente se habla y que siempre fue advertida por quienes le conocieron: su buen humor.

Testimonios