7) Una canonización esperada con alegría por los obispos españoles

Selección de algunos párrafos de homilías pronunciadas por prelados españoles en las celebraciones eucarísticas que tuvieron lugar en torno al 9 de enero de 2002, fecha del centenario del nacimiento de Josemaría Escrivá.

Antonio María Rouco, Cardenal Arzobispo de Madrid.

Damos gracias al Señor por ello, y le pedimos, que si él quiere, que sea también este año, lo más pronto posible, el día en que la Iglesia recorra definitivamente el camino canónico del reconocimiento de la santidad del beato Josemaría. Que el Señor conceda a la Prelatura, a los sacerdotes, a sus fieles y a toda la Iglesia celebrarlo de tal manera que sea de nuevo visible entre nosotros a Cristo que pasa.

Elías Yanes, Arzobispo de Zaragoza.

Durante el siglo XX, una de las figuras en las que se han plasmado estos dones a su Iglesia ha sido sin duda la figura del beato Josemaría Escrivá de Balaguer. De él se sirvió el Señor, entre otras cosas, aparte de promover la institución de todos conocida, en crear y suscitar en la mente y el corazón de muchos fieles la conciencia viva de la vocación universal a la santidad.

Ricard Maria Carles, Cardenal Arzobispo de Barcelona.

El beato Josemaría Escrivá fue sobre todo un instrumento de Dios para recordar que los laicos, todos los cristianos corrientes, también debéis manifestar nuestra fe, construyendo hoy y en este mundo nuestro la Iglesia de Dios; y lo tenéis que hacer con obras magnánimas en servicio de los hombres, comenzando por los más necesitados.

Fernando Sebastián. Arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela

Hoy damos gracias a Dios por el nacimiento, la vida y la obra del beato Josemaría Escrivá de Balaguer, escogido por Dios para recuperar y difundir en la Iglesia una doctrina fundamental, la llamada universal a la santidad y la especial misión de los fieles cristianos para la purificación y santificación del mundo como contribución específica a la realización del Reino de Dios.

Ricardo Blázquez. Obispo de Bilbao.

Nos encontramos celebrando hoy, cuando se cumplen justamente cien años del nacimiento del beato Josemaría Escrivá de Balaguer, nos encontramos hoy celebrando la Eucaristía con un gozo particular. Josemaría Escrivá de Balaguer es un don de la Iglesia, es un don del Señor que ha ido germinando en el suelo nutricio de la Iglesia para bien de todos nosotros.

Lluís Martínez Sistach, Obispo de Tarragona.

Queridos miembros de la Prelatura y de la Sociedad de la Santa Cruz, lleváis intensamente en vuestros corazones el amor de Dios, a la Iglesia y al mundo. Es lo que intentaba poner en práctica el beato Escrivá de quien hoy celebramos el centenario de su nacimiento.

Carlos Amigo, Arzobispo de Sevilla.

Muchos pueden ser los puntos de interés, las líneas ejemplares en la vida del Beato Josemaría; sin embargo, hay una que destaca entre todas ellas, el Beato Josemaría fue un auténtico y fiel evangelizador, samaritano misericordioso y apóstol de la santidad.

Francesc Xavier Ciuraneta, obispo de Lleida.

Yo también os animo a seguir este ejemplo para ser cada día mejores servidores de la Iglesia en esta vocación de vivir, con amor, las circunstancias de vuestra vida y, concretamente, vuestra secularidad; tenéis que llevar a Cristo Salvador al mundo, como hizo el beato Josemaría, que fue un "contemplativo itinerante".

Antonio Montero, Arzobispo de Mérida-Badajoz.

Por tanto esta conmemoración centenaria del fundador del Opus Dei y del apostolado de la propia Obra será enriquecida, agrandada y embellecida, esperamos que muy pronto, por la canonización de este Beato con lo cual su pertenencia a la Iglesia universal al patrimonio de la santidad de la Iglesia quedará presentada para todos sin distinción.

Agustín García-Gasco, Arzobispo de Valencia.

Quiero también anunciaros -aunque ya personalmente se lo he dicho al Vicario- que en este año 2002 haremos también que la primera parroquia que se haga en Valencia dedicada al beato Josemaría pueda también estar en las fechas de la Canonización. La parroquia va vinculada, por deseo también del mismo Vicario, a una obra eminentemente social.

Carlos Osoro, Arzobispo de Oviedo

Sed hombres y mujeres sembradores de paz y alegría.(...) Hoy, en la celebración de la Eucaristía, agradecemos al Señor el haber entregado a la Iglesia este hombre, al mismo tiempo que pedimos su pronta canonización.

Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela

A un paso de su pronta canonización, su ejemplo nos anima a configurarnos cada día más con Cristo. A él nos encomendamos. Sólo con la santidad se cambia el mundo.

Antonio Cañizares, Arzobispo de Granada.

Pronto -como ya ha sido aprobado por el Santo Padre- será canonizado. Es decir proclamado y propuesto a toda la Iglesia como modelo de santidad y como eficaz intercesor de Dios a favor de todos los hombres.