Perú: esperanza para 775 familias

Aunque ya no sea noticia en la prensa, muchas personas siguen sufriendo las consecuencias del terremoto en Perú. Valle Grande –un instituto rural, obra corporativa del Opus Dei- ha puesto en marcha un dispositivo para ayudar a 775 familias afectadas. Necesitan ayuda económica: facilitamos sus datos.

Cuando el 15 de agosto pasado la tierra tembló en Perú, muchas familias se quedaron sin recursos. Centenares han perdido a algún ser querido, y son miles las que han quedado sin cultivos, sin animales, sin una vivienda. Aunque la prensa internacional ya no informe de la catástrofe, sus vidas siguen adelante con un futuro sombrío.

Como otras muchas instituciones peruanas, el Instituto Rural Valle Grande , con sede en la ciudad de San Vicente de Cañete, está ayudando a socorrer a las personas más afectadas de esta tragedia.

El Instituto es una escuela para campesinos, que desde 1965 enseña las artes agrícolas a miles de personas, que sacan así más provecho de la tierra. El mensaje de san Josemaría de que la dignidad del trabajo dignifica al hombre, ayudó a personas del Opus Dei y amigos a lanzar esta iniciativa.

Ahora, las necesidades de las regiones de Cañete y Yauyos son más inmediatas. Por eso, en Valle Grande han identificado a 775 familias afectadas por el terremoto y han puesto en marcha un dispositivo de ayuda.

Un representante de Valle Grande explica la situación actual: “En Laraos, distrito de Yauyos, entre el 30 y 40% de casas se encuentran destruidas y de las restantes el 80% están inhabilitadas. Los mercados y centros de abastos están en su mayor parte cerrados porque han sufrido daños y existe el temor a los saqueos”.

“Además, los precios de los pocos comercios abiertos se han incrementado notablemente. Los ingresos diarios de las familias que han perdido sus humildes viviendas se han visto seriamente afectados por la pérdida de sus talleres (oficios menores), o porque no pueden realizar sus labores agrícolas ya que dedican tiempo para remover los escombros de sus viviendas y cuidar sus pocas pertenencias y a sus niños”.

“Esta situación origina la incapacidad de conseguir alimentos por sus propios medios. Además deben soportar el frío del invierno que sus precarias carpas no pueden aplacar.

“Valle Grande tiene identificadas a 775 familias de pequeños agricultores que están relacionadas con el trabajo de la institución y que servirán de base para la distribución de la ayuda, en los distintos puntos del valle de Cañete (24,000 hectáreas, aproximadamente)”.

“Asimismo se está coordinando el envío de víveres a la comunidad de Laraos, en la sierra de Yauyos. Se ha estimado que la ayuda básica (alimentación, carpas y frazadas) tenga una duración de 1.5 a 2 meses, mientras se pueda dar una solución permanente al problema de la vivienda”.

AYÚDANOS A AYUDAR

Para hacer posible esta obra se requieren de recursos, en especies como en efectivo, con el fin de afrontar los costos de distribución en el amplio espacio de la intervención. Con 176 € se ayuda a una familia de 5 personas durante dos meses. La reconstrucción exigirá inversiones mayores.

Puede enviar su donativo a:

Cuenta de Ahorros Dólares número: 255-09290871-1-54

Nombre de Cuenta / titular: PROSIP VALLE GRANDE

Banco en el país de destino: Banco de Crédito del Perú

Dirección: Jr. Grau 393 san Vicente de Cañete – Lima, Perú.

Código Switf: BCPLPEPL

Si desea más información puede escribir a: [email protected]