Guillermo Porras Muñoz; Ilustre Chihuahuense

Enalteciendo la vida y obra del presbítero Guillermo Porras Muñoz, la Unidad de Estudios Históricos y Sociales de la Universidad Autónoma de Cd. Juárez inauguró un Ciclo sobre Historiadores

“Es uno de los grandes historiadores de México”, consideró el sacerdote Dizan Vázquez Loya, aprendiz del destacado jurista, quien ocupó el sillón cuatro de la Academia Mexicana de Historia.

“… La historia la hacen los hombres y éstos, por ser mortales, tienen una existencia limitada por el espacio y por el tiempo”, señaló el historiador Guillermo Porras Muñoz, a quien la Unidad de Estudios Históricos y Sociales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez le rendirá homenaje hoy viernes.

Galardonado, entre otras distinciones, con el Premio “Tomás Valles” en 1987, la vida del presbítero es sin duda un pregón de los hechos de los hombres, en especial aquellos pobladores de un naciente Chihuahua en tiempos de la Colonización.

“Escogimos Nueva Vizcaya por ser el suelo en el que nacimos y por tanto el que mejor conocemos y en el que hemos tenido interés desde siempre”, indicaría.

UN ILUSTRE CHIHUAHUENSE

Situado entre personajes distinguidos de esa historia que tanto atesoró, Porras es contado entre hombres como Francisco R. Almada, Joaquín Armando Muñoz y hasta el mismo Anthony Quinn, entre otros, pese a que su nacimiento ocurrió en El Paso, Texas, en 1917.

“Es uno de los grandes historiadores de México”, consideró a su vez el sacerdote Dizan Vázquez Loya, aprendiz del destacado jurista, quien ocupó el sillón cuatro de la Academia Mexicana de Historia, junto a Federico Gómez de Orozco, Ángel María Garibay, Jesús Reyes Heróles y Enrique Krauze.

No obstante, la aportación del Dr. Guillermo Porras al entendimiento de la idiosincrasia chihuahuense es lo que Vázquez Loya señaló como un aspecto trascendente de su vida, un legado para las actuales generaciones. Evocó que a mediados del siglo pasado, aunado a ser ordenado sacerdote por la Prelatura del Opus Dei en Madrid, España, recibió su doctorado en Derecho Canónico, lo que daría pauta a su interés en estudiar el derecho novohispano.

“Es historia también la lucha por el poder que hace a un hombre desplegar un esfuerzo casi sobrehumano por lograrlo”, apuntaría Guillermo Porras, cuyas virtudes para la investigación histórica resaltaron desde su juventud, afianzadas en su estancia en el extranjero, donde fungió por siete años como capellán de los estudiantes católicos de la Universidad de Harvard, en Boston.

RECUERDOS DE UN MAESTRO

Deseando tenerle a su lado ahora que efectúa una investigación que en fechas por venir rendirá testimonio de la Iglesia en Chihuahua, es en el propio Dizan Vázquez que la persona de Guillermo Porras se revela.

“Mi primer contacto con él fue en 1983, cuando se efectuó el primer intento del proyecto que iba a ser coordinado por él, aunque por circunstancias diversas hubo de ser pospuesto”, narró Vázquez.

Recordó que el sacerdote a homenajear era humanista como nadie, capaz de impresionar a cualquiera, de una manera muy diferente a la que se le puede conocer mediante sus publicaciones, como “La Frontera con los Indios de la Nueva Vizcaya en el S. XVII”,

Pbro. Dr. Guillermo Porras Muñoz

“Iglesia y Estado en la Nueva Vizcaya”, al igual que última publicación, antes de fallecer en 1988: “El nuevo descubrimiento de San José del Parral”.

“Ahora siento no poder echar mano de su metodología”, lamenta el presbítero de la Parroquia del Refugio, en esta capital, señalando que las aportaciones de Guillermo Porras hubieran sido valiosas para la elaboración del Manual de la Historia de la Iglesia que propone como una visión integral de una parte del devenir histórico de Chihuahua.

“Era un filósofo, un teólogo… una persona muy preparada”, apuntó.

CICLO DE HISTORIADORES

Dizan Vázquez expuso que este Ciclo de Historiadores Chihuahuenses, que rendirá homenaje a la vida y obra de Guillermo Porras Muñoz, así como a los hechos de Francisco R. Almada, León Barri y José Fuentes Mares, entre otros prestigiados historiadores fallecidos, tiene un objetivo. Dicho propósito es darlos a conocer como antorchas en la penumbra de la ignorancia, radicando en su legado pautas para conocer el pasado.

Por ello, en la apertura del Ciclo, a celebrarse en la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el Estado de Chihuahua, los expertos Chantal Cramaussel y Salvador Cárdenas develarán más detalles sobre Porras Muñoz, reivindicándolo en sus conferencias como un imprescindible juglar de los tiempos.

  • Artículo publicado en El Heraldo de Chihuahua, México, el 3 de febrero de 2006. Por: Ever Haro Guillén. Fotos de Cristina Escalera.