El eco de la labor en la Parroquia de San Josemaría

Eco Semanal, órgano de información de la Arquidiócesis de México, publicó un artículo sobre la labor de la Parroquia de San Josemaría en el que destacó la ayuda que desde ahí se presta a las familias vulnerables de las barrancas de Santa Fe, así como la respuesta solidaria de fieles y voluntarios que reunieron varias toneladas de ayuda a los afectados por los recientes desastres en Guerrero, particularmente los de la Diócesis de Tlapa.

Numerosos fieles acuden a la Parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer a adquirir nuevos conocimientos, pero también a prestar servicio para ayudar a transformar distintos entornos sociales en Santa Fe. La misión del templo es difundir en todos los ambientes “la llamada universal a la santidad”, según el espíritu de San Josemaría, como destacó el titular el P. Gustavo Elizondo.

El sacerdote describió el interés de los feligreses para asistir a las actividades de formación en la parroquia, especialmente ahora con motivo del Año de la Fe, en donde, además de la catequesis para niños, hay cursos de formación para jóvenes y adultos, incluyendo clases de teología, retiros espirituales, conferencias con temas relacionados con el catecismo de la Iglesia católica, diplomados, formación para empleadas domésticas, club de monaguillos, etc.

P. Gustavo Elizondo

Además, señaló el entusiasmo de los voluntarios que participan en el Centro Comunitario Santa Fe, tanto en su sede de Jalalpa, como en la nueva sede en el edificio de Microsoft. La parroquia abrió, esos Centros Comunitarios para atender a las familias vulnerables de las barrancas de Santa Fe, a través de programas de carácter social que apoyan el desarrollo integral de las mismas.

Su misión es promover el valor de la dignidad de la persona y de sus capacidades, generando programas que permitan a sus beneficiarios desarrollarse y capacitarse en diferentes áreas y acceder a mejores trabajos y, en consecuencia, a mejorar sus condiciones de vida. Las áreas de atención van enfocadas a cuatro segmentos: salud, psicosocial, educación y desarrollo.

El sacerdote mostró ante la lente del periódico Desde la fe, las modernas instalaciones del templo. En su interior, los fieles pueden venerar un Cristo traído desde España, que muestra un rostro compasivo antes de expirar en la Cruz y que mueve a la oración.

Cerca del Cristo, está la representación pictórica del santo patrono Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, mientras que en el altar se conserva una reliquia del llamado “santo de lo  ordinario”, quien fuera canonizado por el Papa Juan Pablo II el 6 de octubre de 2002.

Al interior del templo, se encuentra un área de confesionarios donde acuden los fieles a recibir el Sacramento de la Reconciliación, así como a solicitar dirección espiritual para sus vidas. El P. Elizondo mostró las aulas parroquiales, donde se imparten los cursos de formación, así como la zona de criptas.

La Prelatura del Opus Dei recibió el encargo de atender este centro religioso en Santa Fe, que pertenece al Decanato 6 de la II Vicaría Episcopal, por lo que el obispo prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría vino a México a dedicar este templo en el año 2009, por invitación del arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera.

En ese entorno de espiritualidad de la Parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer, el fiel católico queda invitado a regresar y participar en las múltiples posibilidades de fomento al desarrollo humano que cotidianamente se practican en las instalaciones.

Recibe Diócesis de Tlapa ayuda de la parroquia

Fieles y voluntarios de la Parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer, de Santa Fe, se unieron para juntar aproximadamente 30 toneladas de ayuda, que ya fueron recibidas en las parroquias designadas por el titular de la Diócesis de Tlapa para la región montañosa guerrerense, y entregadas por voluntarios de Medicina y Asistencia Social, A.C. (MAS)

Tan entusiasta fue la respuesta solidaria de los fieles de la comunidad de Santa Fe, que tan pronto conocieron acerca del desastre por el paso del huracán “Manuel”, que llevaron a la parroquia toneladas de alimentos, artículos de higiene personal y ropa, que ya fueron recibidos con especial gratitud en las parroquias de Tlapa de Comonfort.

Se contó con el apoyo confiable de la asociación civil MAS para embolsar las despensas y distribuirlas directamente en las parroquias designadas por Mons. Sosa, con ayuda de estudiantes de la Universidad Panamericana y la Universidad Intercontinental, bajo la guía del Dr. Jorge Castro, director de esa institución, que además realiza jornadas médicas y educativas en la zona desde hace 20 años.