Del café de los viernes a los mil suscriptores en Youtube

Hace más de doce años que Mar decidió organizar en su Ferrol natal un café coloquio los viernes. Formato presencial. ‘Exportó’ el modelo y en unos años decenas de personas comenzaron a unirse de manera virtual con sus cafés desde otros lugares de España y Latinoamérica. La pandemia acabó por transformar los encuentros en emisiones en directo a través de Instagram donde participaban ‘influencers’ con valores, que aportaban una bocanada de oxígeno para afrontar juntos la incertidumbre.

Opus Dei - Del café de los viernes a los mil suscriptores en YoutubeMar con diferentes invitados a sus cafés

Desde Leopoldo Abadía a María Vallejo Nájera. Desde Mayte García -la mujer del futbolista Cañizares- a representantes de Bosco Films. Desde ‘influencers’ como Silvia, de @cenasadivina (que cuenta con 48.000 seguidores en Instagram), al matrimonio formado por Diego y Lola, coautores del perfil @thefishermen (con 33.400 seguidores). En total una treintena de invitados han ido pasando por los directos de Mar durante los meses de encierro. Todos ellos con mensajes que sirvieron para levantar la mirada y dar sentido a un panorama incierto.

Queremos aportar testimonios para que la gente se enamore de su vida, de su marido, de su mujer, de sus hijos, de su casa, y hasta de su talla

Miles de seguidores participaron en los coloquios simultáneamente desde los cinco continentes. Así, se conectaron personas desde Irlanda, México, Perú, Argentina, Francia, numerosos puntos de España y las ciudades italianas de Nápoles y Roma. “Nuestro objetivo es aportar testimonios para que la gente se enamore de su vida, de su marido, de su mujer, de sus hijos, de su casa, y hasta de su talla, y que tenga ganas de sacarle el mayor brillo posible. Se trata de aprender algo y de recibir una visión crítica de la realidad”, explica Mar.

De Ferrol a Internet

Todo comenzó en el salón de su casa, con apenas media decena de personas, en su mayoría amas de casa y madres de familia, como ella. Querían compartir su día a día y también crecer como personas. Luego, algunas abandonaron Ferrol, y Mar se lanzó a Internet y a las redes sociales para que el grupo siguiera unido. Sus antiguas invitadas se convirtieron a su vez en anfitrionas de otros tantos cafés en sus nuevas ciudades, que pronto se transformaron en ‘cafés simultáneos’.

Para lograrlo Mar abrió un canal en YouTube (Café de los viernes) y una cuenta en Instagram (@whynottwelve) donde colgar los encuentros con cada invitado. La iniciativa fue copiada por grupos de otros países. Cada viernes a las 11:00 se unían veinte cafés diferentes a través de internet, y por la tarde se repetía la cita para los encuentros de Latinoamérica. Hoy el canal de Youtube tiene 1.300 suscriptores, y sus directos en Instagram son seguidos por entre 900 y 3.500 personas de todo el mundo.

Mar en su café con Mayte y Raquel.

Cada encuentro supuso además nuevas amistades y conocimientos. “Con Pachu, de @pompasdeelefante, aprendí que éstas son nuestras redes ahora: las de Jesús eran de cuerda, las de ahora son digitales, pero redes al fin y al cabo”, recuerda Mar, que en estos años ha escrito además dos libros: Calendario de Adviento (EUNSA) y El Castillo de los calcetines perdidos (Ediciones Papel de Plata). El primero ofrece recetas de cocina y consejos para mejorar la vida familiar y el segundo es un cuento dedicado especialmente a las familias numerosas.

Películas con valores, historias de superación y cómo organizar una casa

El primero en ofrecer su testimonio durante la pandemia fue Jesús García, director de @gospaarts, que aportó un testimonio de superación. Pía Nieto, de @piaorganiza, descubrió los secretos para organizar bien una casa. Y Lucía, de @boscofilms, la productora especializada en cine con valores, enseñó a los asistentes cómo una película puede durar toda la vida.

Durante el confinamiento se cancelaron muchas bodas, y una de las invitadas fue precisamente Raquel, de @dorothyredshoesblog, que ofreció diez consejos para las novias que, según Mar, “podrían ser un manual de instrucciones para toda la vida”.

Cada viernes a las 11 se unían veinte cafés diferentes a través de internet

Muchos de los entrevistados son ‘influencers’ cristianos, como Belén, de @elrosariodelas11, quien había logrado que miles de personas se unieran a su directo rezando con ella el rosario todas las noches. O como el tándem formado por José María Zabala y Paloma, su mujer, que narraron los detalles del estreno de su nueva película sobre San Juan Pablo II. O Diego, de @thefishermen, una empresa de merchandising religioso que crece a gran velocidad trasladando en sus productos el mensaje cristiano.

Mar incluso pudo hacer realidad una ilusión acariciada desde hacía muchos años: conocer y entrevistar a la escritora María Vallejo-Nágera, quien recordó su conversión y charló sobre su obra literaria, su fe y su vida.

Pero también hubo espacio para relatos como el de Teresa, de @ponundownentuvida, que refirió la historia de su lucha contra la leucemia de su hijo Josemaría, síndrome Down. O para Irene, de @soyunamadrenormal. Silvia, de @cenasadivina, ayudó a los asistentes a captar la esencia de sus veladas, donde se cumple la premisa de “olvidarán lo que has dicho, olvidarán cómo lo has dicho, pero no olvidarán cómo les hiciste sentir”.

El último directo de la pandemia fue el más emocionante de todos. La invitada, Mayte García, esposa del futbolista Cañizares y madre de Santi, contó con entereza cómo su hijo enfermo de leucemia señaló al cielo 48 horas antes de fallecer, indicando a sus familiares hacia donde quería ir.



Ver esta publicación en Instagram
Una publicación compartida de Mar Dorrio Lourido (@whynottwelve) el

La iniciativa ha seguido creciendo, y aunque Mar prefiere tomarse el café en formato presencial, anda estos días como las autoridades educativas, pensando qué hará si la COVID-19 nos arrincona de nuevo en nuestras casas. Por lo pronto, dar valor a mucha gente gracias a estos encuentros digitales.