UNIV: El futuro, en las raíces

4.000 estudiantes universitarios van este año directos a la raíz. El Forum UNIV les reúne de nuevo en Roma para analizar el mundo contemporáneo y hacerlo durante la Semana Santa junto al Santo Padre.

Página oficial del Forum UNIV.

Los estudiantes proceden de 200 centros académicos de todo el mundo. La pregunta que les reúne en Roma, a la que han intentado responder durante los meses de preparación en sesiones locales, es: ¿Puede el cristianismo inspirar una cultura global?

Es decir, si en las raíces de nuestra sociedad democrática no hay una visión religiosa del hombre ¿sobre qué sostenemos las ideas, las leyes, la historia?

El origen del debate está en las palabras que Benedicto XVI pronunció en 2008 en la universidad romana de La Sapienza : “Si nuestra sociedad quiere sólo construirse a sí misma sobre la base del círculo de sus propias argumentaciones y de lo que en el momento la convence, y, preocupada por su laicidad, se aleja de las raíces de las que vive, entonces ya no se hace más razonable y más pura, sino que se descompone y se fragmenta”.

Los grupos proceden de 30 países diferentes -EEUU, Francia, España, Rusia, Hong Kong, Australia...–, y por lo tanto los estudiantes acuden con visiones diferentes y complementarias sobre la misma cuestión : ¿tiene aún fuerza el cristianismo para seguir dando vida a la sociedad multicultural?

El Forum UNIV 2010 quiere contribuir en la reflexión acerca del papel que juega la concepción cristiana de la persona, de la sociedad y de la historia en la fundamentación de los principios que pueden dar vida a una cultura auténticamente global.

Joseph Pearce.

Intervendrán además prestigiosos académicos, como Joseph Pearce, profesor de literatura de la Ave Maria University (Florida) y autor de numerosas biografías; Andrew Hegarty, director del Thomas More Institute (Londres); o Jeffrey J. Langan, profesor de la Universidad de Notre Dame (Indiana).

El UNIV se celebrará este año por 43ª ocasión y fue impulsado por San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, para que tanto profesores como alumnos universitarios de todo el mundo pudieran reflexionar junto al Santo Padre sobre la fundamentación cristiana de los valores de la cultura global.