Sobre la información publicada en El Mundo del País Vasco (30.XII.12)

Carta del director del Colegio Gaztelueta a las familias del colegio.

Notas y comunicados

Estimadas familias:

Me pongo en contacto con vosotros con motivo de una noticia que ha aparecido hoy en el periódico El Mundo del País Vasco. Considero importante que estéis informados de primera mano por parte de la dirección del colegio y que sepáis la realidad del caso. Os adjunto el recorte de prensa con la noticia. Si en los próximos días apareciese algo más en cualquier medio, os lo enviaremos también con prontitud desde el colegio.

Hace unos días se pusieron en contacto con nosotros desde ese periódico para comunicarnos que iban a publicar esta noticia. Nos enviaron una serie de quince preguntas relativas al profesor, a las que contestamos por escrito, y a partir de ellas han elaborado la información de la respuesta del colegio a esas acusaciones.

En Octubre de 2011 –un año después de que abandonaran el colegio– unos padres presentaron una denuncia ante la Inspección de Educación por un posible caso de bullying de alumnos contra su hijo implicando también a un antiguo profesor. Nos sorprendió completamente, ya que durante su estancia en el colegio no habían manifestado ninguna queja al respecto, ni lo hicieron al comunicarnos su marcha. El caso fue investigado primero por los Servicios de Inspección Educativa del Gobierno Vasco, y luego por la Fiscalía de Menores, sin que hasta ahora tengamos conocimiento que haya alguna resolución que diga que tales hechos sobre el profesor son ciertos.

En la medida de nuestras posibilidades y con la discreción que exige el asunto, realizamos una indagación exhaustiva para esclarecer los hechos. La conclusión fue la inexistencia de antecedentes de conductas anómalas ni observaciones que refrendasen esas acusaciones.

El profesor, siguiendo un plan previsto con anterioridad a esas acusaciones, realizó un programa de formación en el extranjero, tal y como lo han realizado otros profesores de Gaztelueta. A su vuelta, viendo que estas circunstancias le producían una situación de incomodidad e indefensión constantes, nos comunicó su decisión de abandonar el colegio.

Las acusaciones de la familia han ido evolucionando con el tiempo y han aumentado de gravedad, sin que hayamos podido tener una relación directa con ellos. Entendemos que si están convencidos de sus afirmaciones, lo razonable hubiera sido denunciar en una instancia en la que el profesor tuviera posibilidad de defensa, y se garantizase el derecho a la intimidad de los menores afectados de una forma u otra.

Con independencia de todo lo anterior, quiero también transmitiros nuestra preocupación por ese antiguo alumno. En todo momento la actitud del colegio ha sido y será de plena colaboración con los organismos oficiales para aclarar lo que corresponda.

Desde Gaztelueta hemos pretendido actuar con la mayor transparencia posible, conjugándola al mismo tiempo con la lógica discreción por la naturaleza del tema. Cuando conocimos los intentos de convertir esta cuestión en algo mediático, procedimos a informar de estos hechos a los distintos estamentos del colegio: profesores, APYMA, matrimonios encargados de curso, etc. Queremos agradecer las muestras de apoyo y confianza expresados por todos ellos.

Estoy a vuestra entera disposición para lo que queráis preguntar, y os mantendré informados de todas las novedades que haya al respecto.

Iñaki Cires

Director de Gaztelueta

30 de diciembre de 2012