¿Se puede ver a Dios a través de un microscopio?

Marisa García Plaza escribe acerca del perfil profesional y espiritual de la química Guadalupe Ortiz de Landázuri.

Diario Información ¿Se puede ver a Dios a través de un microscopio?

La igualdad de género es uno de los temas centrales de las Naciones Unidas, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas que pueden contribuir al progreso de todos los objetivos y metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El 14 de marzo de 2011 la Comisión Jurídica y Social de la mujer de dicho organismo, aprobó un informe en el que se hablaba del acceso y participación de la mujer y la niña en la educación, la ciencia y la tecnología.

El 20 de diciembre de 2013 la Asamblea General aprobó la resolución relativa a la ciencia, la tecnología y la innovación para el desarrollo, en que se reconocía el acceso y la participación plenos en condiciones de igualdad en la ciencia, la tecnología y la innovación para las mujeres y las niñas de todas las edades.

El 22 de diciembre de 2015 Naciones Unidas aprobó una resolución en la que se alababan las iniciativas realizadas en relación con el empoderamiento de las mujeres en el campo de la ciencia y la tecnología.

Retrocedamos en el tiempo; 12 de diciembre de 1916, Madrid. Nace Guadalupe Ortiz de Landázuri. Cuando Guadalupe nació, apenas hacía 6 años que en España se permitía el acceso oficial de las mujeres a la educación superior y hasta 1933 no ejercieron por primera vez su derecho al voto.

Mujer pionera en todos los campos, en concreto en el campo de las ciencias mucho antes de que Naciones Unidas tomase cartas en el asunto; posiblemente incluso antes del nacimiento de las Naciones Unidas en el 1945. Guadalupe era la única chica de la clase en su colegio de Tetuán donde residió por unos años, fue una de las cinco mujeres que en 1933 se matricularon en Químicas en la Universidad Central de Madrid y una de las primeras mujeres que se sumaron a San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, para difundir la llamada universal a la santidad de todos los cristianos.

Un decreto del Papa Francisco la convierte, además, en la primera laica del Opus Dei en subir a los altares. En tiempos de grandes exigencias y oportunidades para la mujer, su ejemplo se presenta como una inspiración para las mujeres del siglo XXI. Es sorprendente la actividad que desplegaba. En 1961 dirigía una residencia del Opus Dei y al mismo tiempo trabajaba en la tesis doctoral bajo la dirección de Piedad de la Cierva. Piedad de la Cierva era doctora en Ciencias Químicas, pionera en los estudios de radiación artificial en España y en la industrialización del vidrio óptico, y la primera mujer que trabajó en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

La tesis de Guadalupe era un valioso trabajo sobre Refractarios Aislantes en las cenizas de cascarilla de arroz, muy útil para la fundición de acero a altas temperaturas.

Con todo esto podemos afirmar que ante la pregunta ¿Se puede ver a Dios a través de un microscopio?, la respuesta que nos da la futura Beata es que sí. De hecho, ella supo verle en la cascarilla del arroz.