Retiro de diciembre #DesdeCasa

Esta guía es una ayuda para hacer por tu cuenta el retiro mensual, allí dónde te encuentres, especialmente en caso de imposibilidad de asistir en el oratorio o iglesia donde habitualmente nos reunimos para orar.

Opus Dei - Retiro de diciembre #DesdeCasa

Descarga el retiro mensual #DesdeCasa (PDF)

1. Introducción
2. Meditación I: “El triunfo de Cristo en la humildad”
3. Meditación II sobre la Humanidad Santísima del Señor.
4. Charla. Sagrada Familia, santificar la vida en familia: educar en las virtudes a los hijos
5. Lectura espiritual
6. Examen de conciencia


1. Introducción al retiro mensual de diciembre

Adviento

En el Adviento la Santísima Trinidad renueva sus promesas sobre nuestra vida y las lleva a cabo. Lo que Dios sigue haciendo es salvarnos, querernos, de un modo sorprendente y maravilloso: la Encarnación. Somos hechos hijos de Dios, e invitados ahora a aumentar el sentido de nuestra filiación divina, a introducirnos en la vida de Dios uniéndonos a la Humanidad Santísima de Nuestro Señor Jesucristo, persona divina hecho hijo de María y José.

Al contemplar a Dios Niño necesitado de los cuidados de un hogar, somos invitados a dar gracias por la familia y renovar la vida familiar bajo la intercesión de la Sagrada Familia.

Recogimiento

El retiro mensual es un apartamiento momentáneo de las tareas cotidianas, unas horas de oración sosegada en las que miramos a Dios, al mundo y a nosotros mismos. No es fácil encontrar el momento en los ritmos que la vida familiar y profesional marca en estos tiempos de pandemia.

Es necesario buscar el momento. Darse el tiempo. Dedicar un rato señalado a Nuestro Señor. Encontrar el lugar tranquilo, libre de distracciones y conquistar el silencio interior. Abandonar otras tareas, apagar el móvil y abrir un cuaderno donde anotar ideas, decisiones, deseos, jaculatorias que nos conduzcan a la presencia de Dios, a una conversación filial y amorosa con la Santísima Trinidad.


2. Primera meditación: “El triunfo de Cristo en la humildad” (30 min)

Enlace para leer la homilía del fundador del Opus Dei sobre la Navidad.


3. Segunda meditación: Humanidad Santísima del Señor.

A. Lectura de Uno de los nuestros: la Encarnación.

B. Lectura de Textos sobre el Adviento (1): Para tomarlo en nuestros brazos.


4. Charla. Sagrada Familia, santificar la vida en familia: educar en las virtudes a los hijos.

Se proponen tres respuestas de san Josemaría a preguntas de madres y padres sobre la educación de sus hijos:

A. Comprender a los hijos.

B. Formar a los hijos en la sobriedad.

C. Los hijos, el principal trabajo profesional de los padres.


5. Lectura. La figura histórica de Jesús

¿Quién es Jesús? ¿qué sabemos de Él? El autor de este artículo define la figura de Cristo como "una piedra de escándalo para la razón".


6. Examen de conciencia

1. ¿Doy gracias a Dios por el don de la filiación divina? ¿Trato a Dios como un Padre lleno de Amor misericordioso, que ha enviado a su Hijo para salvarnos? ¿Trato al Espíritu Santo para que crezca mi vida de hijo de Dios? ¿Manifiesto mi alegría en la caridad con que trato a los demás?

2. ¿Pido a Jesucristo que me ayude a dirigirme a Dios Padre con plena confianza? ¿Contemplo en su palabra y en sus obras el modelo de mi santidad? “Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” (Rm 8, 14). ¿Acudo al Espíritu Santo para llamar con confianza a mi Padre Dios?

3. ¿Leo y medito diariamente el Santo Evangelio? En mi oración, ¿intento meterme en la narración evangélica, como un personaje más, y confrontar mi vida con la del Señor? ¿Enseño a leer el Evangelio a mis amigos?

4. ¿Me admiro al pensar en los años de vida oculta del Señor, que iluminan mi quehacer cristiano corriente en medio del mundo? ¿Me doy cuenta de que el trabajo escondido de Jesucristo es una llamada a vivir cara a Dios, con alegría y generosidad?

5. ¿Estoy dispuesto a cumplir en todo, como Jesucristo, la voluntad de Nuestro Padre Dios que desea lo mejor para mí? ¿He dado al Señor mi corazón por entero? ¿Hay algo que no responde a mi condición de cristiano, y que impide que esté más cerca de Dios?

6. La Santísima Virgen exclama en el Magnificat: “Proclama mi alma las grandezas del Señor, y se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador” (Lc 1, 46-47). ¿Vivo el Adviento como tiempo de preparación alegre a la venida del Señor?

7. “Y vinieron presurosos y encontraron a María y a José y al Niño reclinado en el pesebre” (Lc 2, 16). ¿Pongo los medios para lograr un ambiente de preparación para la Navidad en mi hogar?

8. Dice el Evangelio que Jesús vivía sujeto a José y a María, y que su madre “conservaba cuidadosamente todas estas cosas en su corazón” (Lc 2, 51). ¿Pido a María, Madre de Jesús y Madre nuestra, que me ayude a purificar mi corazón, para vivir alegremente la Navidad?

Acto de contrición