Harambee reconoce la importancia de la sanidad rural en África

La médico ugandesa Irene Kyamummi ha recibido hoy el XI Premio Harambee 2020 a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana, que concede la ONGD Harambee, en reconocimiento a su trabajo en el Proyecto CHEP (Child Health Project) que ha beneficiado a cinco mil niñas y niños de Kenia.

Notas y comunicados

El Premio Harambee 2020 a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana, en los medios de comunicación


La doctora premiada es especialista en Anestesia y Cuidados Intensivos y después de trabajar en el Mulago Hospital, el hospital público más grande del país, en Kampala, se trasladó en 2010 a Kenia para ejercer la medicina rural. En ese país el Proyecto CHEP ha hecho posible que, con 50 euros, un niño pueda recibir atención médica durante diez años.

Esta especialista explicó que “hay una falta de educación de la salud, atiendes a niños que enferman y no saben que enferman. Familias que no saben cuándo hay que acudir al médico. Algunos padecían malnutrición, o enfermedades que se pueden curar fácilmente en una clínica”.

Uno de los objetivos del proyecto CHEP es la prevención de las enfermedades infantiles. Kyamummi dijo que “es importante tener una sociedad sana, y eso empieza en la juventud. La higiene es clave para evitar enfermedades”.

De Kenia a Uganda

“Después de trabajar en Kenia -añadió- quiero impulsar el proyecto CHEP en Uganda, porque es urgente acercar la sanidad a la población, para dar a las familias una cultura de la sanidad”.

En este sentido, destacó que en España hay 38 médicos por cada uno en Uganda, con un índice de mortalidad infantil en 2019 de 55 bebés menores de un año fallecidos por cada mil nacimientos, un porcentaje que, comparado con el de España (tres por mil nacimientos), “resulta abrumador”.

Sin victimismos ni lamentos

En su opinión, ante esta situación “no vamos a cruzarnos de brazos ni a confiar sólo en la ayuda exterior. Somos nosotros los primeros responsables, sin victimismos ni lamentos”.

Para la premiada por Harambee ONGD, “los costes de estos servicios están fuera de las posibilidades económicas de buena parte de la población. Mi experiencia es que a muchos niños les llevan al médico cuando ya es demasiado tarde y requieren entonces un tratamiento serio, que se podría haber evitado”.

Un dispensario

A través de Harambee, con la colaboración de los laboratorios René Furterer, la doctora Kyamummi impulsa la construcción de un dispensario en Kampala, que “nos permita centralizar el trabajo y facilitar la atención. Necesitamos 25.000 euros para una primera fase de ese dispensario”.

Kyamummi explicó que el proyecto CHEP ha contribuido a reducir el absentismo y ha mejorado el rendimiento en las aulas, así como la confianza de los maestros. “Tengamos en cuenta -dijo- que en Uganda el 67% termina la Primaria pero sólo un 2% completa la Secundaria. Y aunque la escolarización mejora, muchos niños no van a la escuela porque deben trabajar o ayudar en casa. Quizá no sepan que en el mundo hay 61 millones de niños de 6 a 11 años que no van a la escuela: la mitad están en África subsahariana”.

Harambee, todos juntos

Harambee, que en swahili significa todos juntos, es un proyecto internacional de solidaridad con África subsahariana que colabora con proyectos educativos, sanitarios o asistenciales, impulsados y realizados por los mismos africanos en sus países. En 2019 Harambee desarrolla proyectos en la región de Bigerville en Costa de Marfil, en Kenya, en Rwanda, en Burundi, en Benin y en los suburbios de Kinshasa en RD Congo.