10 piropos que los santos regalaron a la Virgen

Recogemos 10 frases que santos de distintas épocas le han dedicado a Santa María.

De la Iglesia y del Papa

Los santos, a lo largo de la historia, han escrito numerosas prosas dedicadas a la belleza de la Virgen María. Piropos como Estrella de la mañana, Rosa mística, Consuelo de los afligidos, Puerta del Cielo son repetidos a diario por los cristianos del mundo entero para honrar a la Reina del Cielo.

10 frases de santos que nos hablan sobre la Madre de Dios

1. San Josemaría: Y, si alguna vez no sabes cómo hablarle, ni qué decir, o no te atreves a buscar a Jesús dentro de ti, acude a María, tota pulchra -toda pura, maravillosa-, para confiarle: Señora, Madre nuestra, el Señor ha querido que fueras tú, con tus manos, quien cuidara a Dios: ¡enséñame -enséñanos a todos- a tratar a tu Hijo!

2. San Juan Pablo II: A ti, Virgen inmaculada, predestinada por Dios sobre toda otra criatura como abogada de gracia y modelo de santidad para su pueblo, guía tú a sus hijos en la peregrinación de la fe, haciéndolos cada vez más obedientes y fieles a la palabra de Dios.

3. San Juan XXIII: ¡Oh, María Inmaculada, estrella de la mañana que disipas las tinieblas de la noche oscura, a Ti acudimos con gran confianza!

4. San Luis de Monfort: María es el camino más seguro, el más corto y el más perfecto para ir a Jesús.

5. Santa Teresa de Calcuta: A María, nuestra Madre, le demostraremos nuestro amor trabajando por su Hijo Jesús, con Él y para Él.

6. San Ignacio de Loyola: Por mucho que ames a María Santísima. Ella te amará siempre mucho más de lo que la amas tú.

7. San Juan Vianney: Claro que Dios podría hacer un mundo más bello que éste; pero no sería más bello si en él faltara María.

8. San Juan Bosco: Quien confía en María no se sentirá nunca defraudado.

9. San Pablo VI: Al considerar el inefable amor con que la Virgen Madre esperó al Hijo, se sentirán animados a tomarla como modelo y a prepararse, vigilantes en la oración y jubilosos en la alabanza, para salir al encuentro del Salvador que viene.

10. San Óscar Romero: María hace más simpático, más bello, más atrayente a Cristo.