Mons. Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo "Nuestra amistad se convirtió en recíproca ayuda en tiempos no siempre fáciles"

"Nuestra amistad se convirtió en recíproca ayuda en tiempos no siempre fáciles", subraya el arzobispo en la misa por Echevarría.

La Nueva España Jesús Sanz evoca su amistad con el prelado del Opus Dei (PDF)

El Comercio Cerca de 700 fieles despiden en Oviedo al prelado del Opus Dei (PDF)

*****

El arzobispo de Oviedo acababa de recibir una felicitación navideña del prelado del Opus Dei, cuando fue informado de la muerte del remitente, Javier Echevarría, el pasado día 12. Ayer, Jesús Sanz presidió en la Catedral de Oviedo, ante cerca de un millar de personas, un funeral por el obispo madrileño que había dirigido desde 1994 la institución católica fundada por san Josemaría Escrivá.

En su homilía, Jesús Sanz evocó sus años de amistad con Echevarría. Un afecto que "se convirtió en una recíproca ayuda para crecer en nuestro amor a Jesucristo y en nuestro servicio a la Iglesia en momentos que no siempre han sido fáciles". "No hubo cosa que yo le pidiera como consejo personal o como ayuda institucional desde la Obra, que él no me lo ofreciera con la generosidad y prontitud de las almas grandes", subrayó el arzobispo.

Jesús Sanz explicó que tenía previsto invitar en 2018 a Echevarría para el centenario de la coronación canónica de la Virgen de Covadonga, y anunció que enviará esta propuesta a su sucesor, aún no elegido.