Libros ​para conocer mejor a san José​

Con motivo del Año de san José, proponemos nueve libros para descubrir que —como decía san Josemaría— “el Santo Patriarca es, además, Maestro de vida interior: porque nos enseña a conocer a Jesús, a convivir con Él, a sabernos parte de la familia de Dios”.

De la Iglesia y del Papa
Opus Dei - Libros ​para conocer mejor a san José​

1. ‘Patris corde’ (‘Con corazón de padre’) (Papa Francisco)

El papa Francisco ha declarado el 2021 Año de san José y quiere, con esta carta apostólica publicada en el 150 aniversario de su declaración como patrono de la Iglesia universal, que crezca el amor al padre de Jesús y esposo de María y la imitación de sus virtudes, su modo de ejercer la paternidad y de ser testigo del amor de Dios. San José nos enseña una fe que no busca atajos, sino que afronta lo que acontece, asumiendo la responsabilidad en primera persona.

2. La sombra del Padre (Jan Dobraczynski)

Biografía novelada sobre la vida de San José. El libro es una pequeña obra maestra en su género, describiendo los pensamientos, sentimientos, la vida del santo patriarca. El autor emprende aquí la formidable tarea de reconstruir no solo la vida del Santo Patriarca, sino también el ambiente en que se desarrolló: las características y dificultades que encontraba; el clima de tensión con que todos esperaban la venida del Mesías; las maniobras políticas en la corte de Herodes, sus intrigas, sus crímenes. Se sirve para todo esto de las fuentes de la Escritura, además de vasto material literario de su época.

El libro fue expresamente elogiado por el cardenal Wiszynski, por hacer un buen retrato del Protector de Jesús y de su Madre Inmaculada, haciéndolos tan humanos, inteligibles y amables. Algunas virtudes sobresalen especialmente en el libro: su pureza, simplicidad, piedad, laboriosidad, alegría.

Editorial Palabra

3. Los silencios de San José (Henri-Michel Gasnier)

El autor nos muestra a San José silencioso, fiel a los designios de Dios, solícito con María y protegiendo a Jesús como un buen padre. Los evangelios dedican a San José solo unas pocas frases y no nos ofrecen sus palabras. Desde la base histórica sobria que constituyen las alusiones evangélicas y los datos de la Tradición, corroborados por los Santos Padres, el autor nos describe al hombre que veló y cuidó en la tierra de María y de Jesús.

Editorial Palabra

4. Descubriendo a san José en el Evangelio (Pedro Beteta)

Mediante un exhaustiva relectura del evangelio, Pedro Beteta entrelaza la necesaria doctrina sobre san José con la imprescindible piedad hacia él. Los cristianos han reconocido siempre en san José a aquel insigne varón que vivió una singular comunión íntima con María y Jesús. Es más, saben también que, para quien lo intenta, el Santo Patriarca ejerce de inmejorable maestro del alma en el trato con Cristo y su Madre.

La ininterrumpida devoción a san José, que en nuestros días ha alcanzado gran pujanza y madurez, es deudora directa de la enseñanza de muchos santos, teólogos y romanos pontífices. ¿No resulta entonces de lo más sensato releer el Evangelio a la luz de tan notables aportaciones? Pues bien, eso hacen y eso es lo que pretenden estas páginas, procurando entrelazar la necesaria doctrina con la imprescindible piedad. Para poder así redescubrir en vivo al elegido por Dios como Custodio de su Hijo en la tierra y Esposo de la Santísima Virgen.

Editorial Palabra

5. Redemptoris custos (San Juan Pablo II)

San José, esposo de María, es el protagonista de esta exhortación apostólica de Juan Pablo II. San José, al igual que cuidó amorosamente de María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesús, también custodia y protege hoy su cuerpo místico, es decir, la Iglesia. San Juan Pablo II reflexiona, a lo largo de seis apartados, sobre la figura de san José, Custodio del Redentor, estimulando a todo el pueblo cristiano a confiar en su patrocinio y a tener siempre presente ante sus ojos su humilde y maduro modo de servir.

Libreria Editrice Vaticana

6. José, esposo de María (Federico Suárez Verdeguer)

Describe la figura de San José con gran afecto, recorriendo los pasajes del Evangelio, comentados siguiendo de cerca las enseñanzas de San Josemaría sobre el Santo Patriarca. Habla de la santificación del trabajo, la obediencia, la prudencia, la intimidad con el Señor... Lenguaje sencillo y claro.

Ediciones Rialp

7. Dolores y gozos de San José (Jesús Martínez García)

En Torreciudad (Huesca) se venera desde antiguo a la Madre de Dios. En 1975 se construyó allí un Santuario Mariano, muestra de la fe y el amor que San Josemaría Escrivá tenía a la Virgen. En un costado de la explanada que recibe a los peregrinos, comienza el camino donde se hallan las representaciones de los Dolores y Gozos de San José -obra de Palmira Laguéns- que en este libro se ofrecen para meditación.

Esta popular devoción ayuda a conocer mejor a San José -luminoso ejemplo de vida interior-, a tratar con él, a sentirle muy cercano. Después de la Virgen, él es quien ha estado más unido a Jesús en esta tierra; y meditar sus Dolores y Gozos anima a todo cristiano a crecer en virtudes en las que el Santo Patriarca es un modelo: generosidad, humildad, confianza en Dios, santificación de la vida ordinaria.

Ediciones Rialp

8. Yo también vivía en esa casa (Ferdinando Rancan)

«Hay que meterse en el Evangelio como un personaje más». A la luz de este consejo de san Josemaría Escrivá, Ferdinando Rancan se introduce entre sus páginas, como un niño huérfano adoptado y acogido en el hogar de Nazaret. Con esos ojos de niño -que nunca deja de serlo- contempla y comparte de cerca los grandes y pequeños sucesos de la Sagrada Familia.

Confiesa el autor que, desde que se decidió a asumir esta perspectiva, «el Evangelio ya no ha sido para él simplemente un libro, sino una aventura personal». Por eso, gozoso de la experiencia, no desea más que compartirla y, a la vez, animar a otros a afrontarla por sí mismos.

Ediciones Rialp

9. La devoción a san José en san Josemaría Escrivá (Laurentino María Herrán)

San José fue el testigo más privilegiado de la Redención después de su esposa, la Virgen María. Muchos cristianos tienen -y han tenido- por él una gran devoción. En estas páginas proponemos la que le profesó san Josemaría Escrivá.

Editorial Palabra

* Relación de libros publicada en Delibris.