Las Escuelas Familiares Agrarias, 35 años de promoción del medio rural

La Unión Nacional de Escuelas Familiares Agrarias ha celebrado en Madrid su asamblea anual. Esta federación, con 35 centros en España, pretende la promoción del medio rural. Nació hace 35 años gracias al impulso de Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

La Unión Nacional de Escuelas Familiares Agrarias ha celebrado en Madrid su asamblea anual. Esta federación, que cuenta con 35 centros en España, pretende mejorar la formación de los trabajadores rurales y elevar su nivel de vida. Nació hace 35 años gracias al impulso de Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

El 25% de la población española pertenece al mundo rural. Esta cifra en el mundo se eleva a más de 3.000 millones de personas. José Pellicer, secretario general de UNEFA, explicó que el mensaje del beato Josemaría -la posibilidad de alcanzar la santidad en el trabajo ordinario- es universal. Por eso, alentó a crear iniciativas que, con espíritu cristiano, difundieran en el medio rural bienestar, comodidad y cultura.

UNEFA ha congregado en Madrid a representantes de los 35 centros que desarrollan en España tareas de formación profesional y de promoción del medio rural. Esta federación cuenta con centros en Andalucía, Extremadura, Aragón, Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha, La Rioja, Cataluña y Galicia. A medio plazo, se inaugurarán centros en Murcia y Castilla León.

Mª Teresa Salinero, directora de la EFA ‘El Gamonal’ (Alcázar de San Juan), ha explicado que estas escuelas ofrecen “desde Enseñanza Secundaria Obligatoria hasta ciclos formativos en actividades agrarias, hostelería y turismo, informática, sanidad, mantenimiento de vehículos, industrias alimentarias, etc.”. La formación sigue un régimen de alternancia, es decir, combina las clases con el aprendizaje en el campo, la fábrica, el taller, etcétera.

Trabajo en una escuela de formación.

Aunque sus cursos se dirigen de manera especial a la gente joven, también cuentan con cursos de actualización, para desempleados, y para la integración de inmigrantes. El fundador del Opus Dei, que alentó la creación de las EFAS, quiso que estas escuelas tuvieran un espíritu cristiano y, por eso mismo, abierto a todos.

95% de alumnos con empleo

Estos centros de promoción rural nacieron en Córdoba en 1967. Cuentan actualmente con más de 66.000 antiguos alumnos, de los que un 95% ejercen su empleo en el oficio que aprendieron EFAS.

El director de Formación de UNEFA, José Borrego, ha expuesto los objetivos que esta federación se propone para los próximos años: “En 1970 el 29% de la población rural se dedicaba a la agricultura. Actualmente esa cifra es del 7% y en el 2010 será de sólo el 4%. Por el contrario, el sector servicios acaparará el 70% del empleo. La tercerización de la economía debe marcar nuestra oferta educativa”.

El reto de UNEFA es “construir la sociedad rural del conocimiento, mediante la teleformación, la información en tiempo real de nuestros antiguos alumnos y de las casi 3.000 empresas colaboradoras, y la implantación del modelo europeo de Calidad Total en nuestros 35 centros”.

Juan Cano, presidente de UNEFA y de AIMFR, recordó que las EFAS nacieron bajo el impulso del beato Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. “Pensaba que la formación era el mejor servicio que se podía prestar a las personas. En los primeros años de su vida tuvo mucho contacto con el medio rural y sabía que también a estas personas tenía que llegar el mensaje cristiano. Por eso en las escuelas, además de una formación profesional, se imparten valores cristianos como la honradez, la educación, la tolerancia, el saber estar, etcétera”.