La necesidad de cualificarse para servir con el trabajo

Quince profesionales de los ámbitos de la docencia, la enfermería, el deporte, el arte, el cine, la teología y el derecho analizaron “El trabajo como servicio”, lema del VI Simposio San Josemaría Escrivá, que reunió a quinientas personas en la Ifeja de Jaén.

Pedro Rodríguez , teólogo y miembro de la Academia de Doctores de España, clausuró ayer en la Ifeja el VI Simposio San Josemaría , que comenzó el pasado viernes y que tuvo como lema “El trabajo como servicio”. Rodríguez alertó en su intervención del peligro del “beneficio propio” y de “la autoexaltación” como contrarios “al servicio”.

Sobre el fracaso escolar, el orador consideró que el prestigio derivado de un trabajo bien hecho llega “tras años de trabajo” y no tiene que ver con “una búsqueda estratégica y artera del prestigio”. Finalmente afirmó que la cualificación de los jóvenes debe ser “un objetivo” y no “la estrategia de disponer rápidamente de personas útiles a la dinámica de las empresas y del capitalismo”.

Entre otros, ofrecieron sus testimonios en el simposio el torero Juan José Padilla ; el productor Arturo Méndiz , Premio Goya 2012 al mejor cortometraje de ficción; Antonio Argandoña , catedrático de Economía, y Carmen Reyes, operaria de la limpieza viaria en Madrid.

Durante las sesiones  se habló de “trabajar en tiempos de crisis”, así como del “imprescindible papel del padre para conciliar la vida familiar y laboral”, en una conferencia de María Calvo , profesora titular de la Universidad Carlos III, que fue presentada por María Tajadura, abogada y periodista.

Las instalaciones de la Ifeja estuvieron repletas de público en todas las intervenciones incluidas dentro del congreso, organizado por la Fundación Catalina Mir y que contó con la presencia del alcalde de la capital, José Enrique Fernández de Moya, durante la jornada inaugural .