Fernando Ocáriz: “La fórmula es pensar en el fundador”

Artículo de Dario Menor en Vida Nueva.

Opus Dei - Fernando Ocáriz: “La fórmula es pensar en el fundador”Mons. Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei.

Vida Nueva Fernando Ocáriz: “La fórmula es pensar en el fundador”

*****

El Opus Dei ya tiene nuevo prelado. Tras el fallecimiento de Javier Echevarría el pasado 12 de diciembre, el 24 de enero el papa Francisco nombró a Fernando Ocáriz como tercer sucesor de san Josemaría Escrivá de Balaguer, tras Álvaro del Portillo y el citado Echevarría. Los 194 fieles (100 laicos y 94 sacerdotes) que formaron parte del rápido congreso electivo celebrado en Roma optaron por la continuidad, al elegir a este español de 72 años que fue vicario durante 22 y que desde 2014 ejercía como vicario auxiliar, por lo que trabajó codo con codo con su inmediato antecesor en el cargo, al que acompañó en viajes por 70 países. El Pontífice confirmó la elección de los miembros del Opus Dei que participaron en este proceso, completando así el trámite previsto en los estatutos de esta realidad eclesial a la que pertenecen 92.600 personas.

Licenciado en Física y en Teología y con un doctorado en esta última materia, Ocáriz dejó claro en su presentación ante los medios como prelado cuál será la guía a seguir durante su gobierno: Escrivá de Balaguer. “La fórmula maestra es tener el pensamiento en el fundador, que es lo que hicieron el ingeniero y el jurista”, comentó, refiriéndose a sus antecesores, Del Portillo y Echevarría, respectivamente, por la formación académica que recibieron. “Es así de sencillo como idea, aunque luego en la práctica hay que esforzarse para hacerlo”.

El nuevo prelado consideró natural la continuidad con sus predecesores, pues si se alejara de ese camino “no tendría sentido mi trabajo”. Las eventuales diferencias que lleguen a partir de ahora serán solo “en cosas transeúntes, accidentales, en nada esencial”. Dependerán de “las circunstancias, los tiempos y las personas, los modos de decir o de hacer las cosas”, pero tanto “la sustancia” como “el espíritu” seguirán siendo los mismos. Comentó, además, que estaba “tranquilo” ante la responsabilidad, aunque le correspondiera suceder a personas “de altura tanto humana como espiritualmente”.

En su primera comparecencia ante la prensa después de que Jorge Mario Bergoglio confirmara rápidamente la elección del congreso, Ocáriz marcó los frentes a los que el Opus Dei debe responder hoy: la juventud, las familias, la pobreza y la enfermedad. Sobre los jóvenes, a los que estará dedicado el próximo Sínodo de los Obispos, lamentó que muchos vivan “sin ideales ni esperanzas”. De las familias recordó los proyectos que la prelatura tiene con ellas y agradeció lo presentes que están en el magisterio de los papas, mientras que lamentó, finalmente, que haya muchas personas “enfermas de cuerpo y de mente”.

Sin lazos políticos

Nacido en París en una familia de españoles exiliados por la Guerra Civil, Ocáriz tuvo que responder a una pregunta sobre la relación que la realidad eclesial que ahora dirige mantuvo con la dictadura de Francisco Franco en España (1939-1975). “El Opus Dei no es ni franquista ni no franquista”, dijo, asegurando que la Obra “no tiene ninguna relación con la política. Las personas individuales pueden tener las ideas políticas que quieran, siempre que sean compatibles con ser católico”.

Una vez realizada la elección del prelado, los participantes en el congreso siguieron reunidos unos días más para elegir tanto a los vicarios como a los nuevos miembros de los consejos, encargados de asistirle durante los próximos ocho años. Ocáriz recibió numerosas felicitaciones por su nombramiento, entre ellas la del cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid.