F.C. Braval, a favor de la integración

El Braval fue una iniciativa social puesta en marcha con motivo del centenario del nacimiento del fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá. Trata de facilitar la integración de jóvenes con algún género de dificultad en la sociedad. Ofrecemos un artículo publicado en Mundo Deportivo sobre cómo ayuda el deporte a esta iniciativa.

El F.C. Braval de Ciutat Vella compite en la liga del Consejo de Deporte Escolar de Barcelona (CEEB) con tres equipos de fútbol sala y tres de baloncesto, de las categorías infantil, cadete y juvenil. Los chicos catalanes no han dudado en admitir en los equipos a jóvenes inmigrantes. Son un ejemplo más de cómo el deporte escolar es un movimiento social activo.

Rafa Pero, jefe de programas del F.C. Braval, cree como pedagogo que el deporte es una de las mejores tareas que existen para la integración de los chicos inmigrantes: “En Ciutat Vella hay muchos chicos que hablan idiomas diferentes y que proceden de culturas muy diversas, pero jugando juntos hacen amigos y comienzan a conocer las costumbres de otras culturas”.

“Con el deporte, algo que fomentamos en Braval, se pueden conseguir otras muchas cosas: a ser puntual por respeto a los otros jugadores, a tener una disciplina; a organizarse el tiempo libre...”.

Los organizadores de Braval han comprobado que el deporte es una motivación para los chicos: “Primero se apuntaron un grupo de chicos del barrio. Luego, al ver que competíamos con otros equipos de la ciudad, comenzaron a traer a sus amigos a los entrenamientos”.

Voluntarios deportistas

El F.C. Braval surge de la ONG Iniciatives de Solidaritat i Promoció, y es una entidad que funciona gracias al trabajo de voluntarios estudiantes, profesionales y jubilados. Estos, ejercen de monitores, profesores o tutores. Como señala Rafa Peró, “es una gran responsabilidad, ya que quienes colaboran con nosotros son conscientes de que quienes se comprometen es con los chavales. Por cierto –añade- nos faltan entrenadores de baloncesto”.

La sede del F.C. Braval se encuentra en la calle de la Cera, 51. En este local también hay una sala de estudio y una de informática, ya que además se imparten cursos sobre temas diversos para los jóvenes del barrio.