Escuela Agrícola Las Garzas, en Chile

La Escuela Agrícola Las Garzas está ubicada a 150 km al sur de Santiago de Chile, en la comuna de Chimbarongo. Nació en 1963. Entonces contaba con dieciocho alumnos...

El ritmo de vida en Las Garzas es intenso. La jornada comienza temprano, y antes de las clases los alumnos hacen sus camas, limpian su dormitorio y dedican una hora al estudio personal en un aula o en la biblioteca. Tras el desayuno hay clases teóricas hasta el almuerzo. Por las tardes, los alumnos realizan turnos de atención de las diferentes secciones del predio. El capellán de la Escuela celebra diariamente la Santa Misa, en la que participan los que lo desean. Desde el comienzo, la formación espiritual de la Escuela está confiada al Opus Dei.

El beato Josemaría siguió de cerca la creación y el desarrollo de esta escuela agrícola. La entidad promotora de Las Garzas, se formó bajo su aliento, con aportes de diversas personas, algunas de ellas miembros del Opus Dei.

En junio de 1974, durante su visita a Chile, el fundador del Opus Dei estuvo con algunos profesores de la Escuela: "Vuestras enseñanzas", les dijo, "vuestro ejemplo, vuestra paciencia, el cariño que derrocháis, vuestra ciencia, las prácticas de piedad que os ven realizar... todo eso influye y, sin que os deis cuenta, los estáis formando”.

En la Escuela hay un poco de todo

Laboratorio de análisis agropecuario.

La formación agrícola y ganadera es cada vez más amplia y sofisticada. Por eso en las cien hectáreas de Las Garzas hay un poco de todo: lechería, crianza de vaquillas, viña vinífera, cultivos anuales tradicionales, fábrica de alimentos concentrados..., y también un taller de mecánica agrícola, un laboratorio de servicios agropecuarios para los campesinos de la zona y una sala de computación. Treinta profesores —entre los que no faltan ex-alumnos de Las Garzas— tienen a su cargo los aspectos prácticos y teóricos del plan de estudios. Durante los dos primeros años, la orientación es predominantemente humanística y científica; en los dos siguientes, es más técnica.

Además de las clases y las prácticas agrícolas, los alumnos desarrollan varias actividades extracurriculares, tanto formativas como recreativas. Por ejemplo, en el año 2001 un grupo de diez alumnos y un profesor hicieron trabajos de jardinería y manutención en la vecina escuela de Santa Eugenia. Se les veía muy contentos de poder ayudar a esta escuela, de la que a lo largo de los años han salido bastantes alumnos para Las Garzas. También se realizan catequesis, visitas a familias necesitadas del entorno y otras actividades de voluntariado. Entre las ocupaciones recreativas destacan los campeonatos deportivos en sus diferentes especialidades.

Las Garzas ha ido innovando en materia curricular y tecnológica a lo largo del tiempo. Recientemente ha incorporado a sus instalaciones una nueva unidad académica que permite a los alumnos disponer de modernos elementos tecnológicos y audiovisuales orientados a dos objetivos: en primer lugar, lograr una mayor autonomía de aprendizaje, de modo que los alumnos desarrollen su propia capacidad de acceso a la información; y en segundo término, conseguir también que los profesores consoliden sistemas metodológicos cada vez más adecuados, con la ayuda de las nuevas tecnologías.

Los alumnos egresan con la licencia de enseñanza media y con el título de "técnico agrícola". Después suelen ser contratados por empresas agrícolas de la zona, aunque no faltan los que son llamados a otros lugares del país o incluso al extranjero. Existe una activa asociación de ex-alumnos que agrupa a más de seiscientos egresados. Todos los años se organizan cursos de capacitación para ellos, así como otras actividades sociales y formativas. En la actualidad, ciento cincuenta jóvenes cursan la educación media en la Escuela.