«Dios irrumpe en la historia para nuestro bien»

Con 16 años en la Oficina para las Causas de los santos del Opus Dei en España, el sacerdote y doctor en Teología José Carlos Martín de la Hoz responde a Alfa y Omega a las principales cuestiones acerca de los milagros y la vida de fe.

Opus Dei - «Dios irrumpe en la historia para nuestro bien»

Alfa y Omega «Dios irrumpe en la historia para nuestro bien»

A alguien quizá le puede parecer que Dios está para cosas más importantes que nuestras necesidades. ¿Hasta qué punto es bueno pedir el milagro o alguna gracia especial que necesitamos?

Dios es un Padre amoroso, siempre atento a nuestras necesidades materiales y espirituales y, por tanto, deseoso de acudir con su gracia a ayudarnos y a sostenernos. Aun así, muchas veces esas dificultades serán de un gran bien para nuestra maduración espiritual y humana y para nuestra santificación, como nos recuerda el Papa Francisco en su reciente exhortación sobre la santidad.

En el otro extremo está el riesgo de basar nuestra fe en los hechos extraordinarios. ¿Cómo se conduce la Iglesia ante un hecho milagroso?

Para la Iglesia es tan milagro que el sol salga y se ponga cada día, según una ley establecida por Dios, como que interrumpa su caminar y luego regrese, mostrando así que Dios irrumpe en el curso de la historia, siempre para nuestro bien y en orden a nuestra salvación.

Y nosotros, ¿cuál debe ser nuestra actitud ante un milagro o un hecho extraordinario en nuestras vidas o en nuestro entorno?

Es importante amar a Dios, pues es el fin de nuestra vida y nuestro camino de felicidad como cristianos. Por eso agradecer a Dios su paternal providencia, en lo grande y en lo pequeño, es reconocer que todo lo bueno viene de la mano de Dios, y esa humildad moverá la ternura de Dios.