Cocineros guipuzcoanos ayudarán a 12 africanas para que puedan estudiar hostelería

Una veintena de cocineros guipuzcoanos se van a volcar, con varios eventos, para recaudar fondos con el fin de que doce jóvenes mujeres kenianas puedan estudiar hostelería en su país.

Los impulsores del proyecto y algunos de los cocineros participantes, con los representantes de la ONG Harambee.

Noticias de Gipuzkoa Afrika, elkarrekin bai!

*****

Muchos son los jóvenes que en nuestro entorno, atraídos por la fastuosidad de lo que son los grandes restaurantes y sus estrellas, o por pura pasión y afición por la cocina y la gastronomía, buscan una oportunidad para aprender, formarse y, con mucho sacrificio, labrarse un futuro profesional en este mundo. Aunque siempre quedan, de fracasar en ello, otras alternativas en la vida.

Pero en ocasiones, para alguna gente, hay oportunidades que son únicas. Es el caso de Irene, Jackline, Catrine, Pauline, Owino, Damaris, Elizabeth, Monica, Christine, Josette, Stencey y Lillian. Se trata de doce jóvenes mujeres de Kenia, de entre 17 y 23 años de edad, que tienen un sueño: poder estudiar hostelería en las escuelas Kibondeni, de Nairobi, la capital de este país africano, y Tewa, en la ciudad de Mombasa. Pero necesitan pagarse los estudios.

Con el fin de ayudar a estas jóvenes a conseguir su sueño, un grupo de personas voluntarias que colaboran con la ONG Harambee, que trabaja en Kenia, pensaron en implicar a cocineros guipuzcoanos.

Cartas con respuesta

Las propias implicadas han relatado, en cartas dirigidas a quienes ojalá sean en el futuro compañeros de profesión, la situación que viven y cómo para ellas, tener estos estudios de cocina y hostelería supondría un cambio vital en su vida. Y la respuesta no ha tardado en llegar.

“Tuvimos el primer contacto con Inaxio Muguruza, del restaurante Atalaia de Irun, que enseguida se prestó a colaborar y fue quien nos facilitó el contacto y la conexión con una veintena de sus compañeros de profesión, que se han prestado a ayudarnos”, explicaba ayer Esther Patrocinio, portavoz de esta iniciativa que ha sido bautizada como Afrika, elkarrekin bai.

El objetivo es “recaudar fondos para que estas doce jóvenes mujeres puedan estudiar hostelería y lo que es más importante aún, contar con una cualificación profesional que les permite tener un medio de vida digno”, detallaba ayer Patrocinio en el acto de presentación del proyecto, que tuvo lugar en el restaurante y hotel Atalaia de Irun.

Allí estuvo también Kentaro Byarugaba, que es una de las personas que coordina los proyectos de la ONG Harambee en Kenia. Destacaba esta mujer que “el hecho de que estas jóvenes puedan estudiar en las escuelas de hostelería de Kibondeni y Tewa redunda en beneficio de todo su entorno, tanto sus propias familias, que encuentran un modo de subsistencia, como la propia comunidad, porque este empoderamiento personal y profesional se hace efectivo en su propio país”.

“Muchas niñas se ven obligadas a casarse siendo adolescentes y no suelen tener ni la oportunidad de estudiar. Estas doce jóvenes han mostrado voluntad y ganas por labrarse un futuro profesional en el mundo de la hostelería y es vital que se les pueda ayudar”, resaltaba la trabajadora de la ONG Harambee, quien agradecía “la implicación y la colaboración de los cocineros guipuzcoanos en este proyecto solidario”.

Kentaro Byarugaba destacaba que proyectos como este “son doblemente valiosos, porque cambian la vida de personas y permiten que se queden en su lugar de origen, en este caso en Kenia, con un proyecto de vida y de futuro, en vez de optar por la arriesgada y peligrosa de aventura de tratar de llegar a Europa en pateras o de cualquier otra forma, poniéndose en manos de mafias y arriesgando su propia vida”.

Dos cenas y más

La veintena de cocineros que se han sumado a Afrika elkarrekin bai van a trabajar para recaudar fondos en favor de estas doce jóvenes kenianas en diversas formas.

“Las dos iniciativas principales son las cenas solidarias que se celebrarán en Tolosaldea y en Bidasoaldea, la primera en Amasa, el día 26 de abril, en Hika Txakolindegia, con Roberto Ruiz como cocinero anfitrión;la segunda, el 17 de mayo, en el restaurante Iñigo Lavado de Irun”, explicaba Esther Patrocinio.

Además, muchos de ellos van a colaborar “aportando un porcentaje de sus menús, creando cócteles o donando sus honorarios por impartir talleres de cocina”, detallaban los organizadores de esta iniciativa.

Xabier Sagarzazu Noticias de Gipuzkoa