Chuvieco: "La Laudato si es una crítica seria a nuestro modelo de progreso, pero muy esperanzadora"

El catedrático de Geografía de la Universidad de Alcalá destaca que el texto del Papa Francisco está en sintonía con el Magisterio de los pontífices precedentes, y es bastante acorde con el actual conocimiento científico.

Notas y comunicados
Opus Dei - Chuvieco: "La Laudato si es una crítica seria a nuestro modelo de progreso, pero muy esperanzadora"Emilio Chuvieco (izda.)

El catedrático de Geografía de la Universidad de Alcalá, Emilio Chuvieco, cree que la encíclica Laudato Si del Papa Francisco es "una crítica seria a nuestro modelo de progreso, pero muy esperanzadora" que interpela al comportamiento individual de las personas”.

Chuvieco cree que la encíclica fomentará "la conversión ecológica de cada uno, que derivará en una conversión social para vigilar las consecuencias negativas que tiene para la sociedad la degradación medioambiental".

Así lo ha manifestado durante un encuentro informativo organizado por la Oficina de Información del Opus Dei en España.

Chuvieco ve en el texto del Papa Francisco "un repaso de la Doctrina Social de la Iglesia" en torno a la cuestión ecológica, "intelectualmente en sintonía con lo abordado específicamente por san Juan Pablo II y por Benedicto XVI". En su opinión, "se trata de un texto moral. No es un tratado político, ni económico, ni social", que está dirigido a cambiar los comportamientos personales para salvaguardar el cuidado del planeta.

En sintonía con la actual evidencia científica

Chuvieco considera que el posicionamiento de la Iglesia en las materias que subraya esta encíclica responde a su interés "por proponer valores dignos para que los ciudadanos seamos más felices y para que las sociedades sean más armónicas". Asimismo, ha resaltado la alineación del Papa Francisco con lo que defiende "cualquier observador científico ponderado".

El catedrático y coautor del libro Cuidar la tierra: razones para conservar la naturaleza ha destacado que "la línea más original de la encíclica es la defensa de la espiritualidad ecológica, que anima a recuperar el asombro ante la belleza de la creación como un camino de encuentro con Dios, en sintonía con el misticismo natural de San Francisco de Asís".