Carta al "Padre"

Inma Ortuño escribe este artículo con motivo del fallecimiento de Mons. Javier Echevarría.

Opus Dei - Carta al "Padre"

El Mundo (Castellón) Carta al "Padre" (PDF)

*****

Tenia pendiente este mes enviar una carta a don Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei, El Padre, como se le llama en la Obra, por ser ésta una familia de lazos sobrenaturales. Pero Dios se lo ha querido llevar con él, el día 12 de diciembre, Nuestra Señora de Guadalupe, a la que tenía gran cariño y devoción. Como una lluvia de estrellas, son miles de testimonios los que, a lo largo y ancho de esta tierra, han brillado silenciosamente hablando de don Javier.

El Papa Francisco ha enviado un telegrama -además de llamar personalmente- a Monseñor don Fernando Ocáriz, Vicario Auxiliar del Opus Dei, con motivo del fallecimiento de El Padre, donde entre otras cosas dice: «... Mi más sentido pésame, al mismo tiempo que me uno a vuestra acción de gracias a Dios por su paternal y generoso testimonio de vida sacerdotal y episcopal. A ejemplo de San Josemaría Escrivá y del Beato Álvaro del Portillo, a quienes sucedió al frente de toda esa familia, entregó su vida en un constante servicio de amor a la Iglesia y a las almas...». Otra declaración es la del Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, comentando: «Ha sido un hombre que pasó haciendo el bien» y aprovechando su pésame, ha querido recordar que conoció también a San Josemaría Escrivá y que «me besó las manos el día de mi ordenación sacerdotal, cuando yo tenía 24 años. Eso imprime un respeto especial». O las palabras del Obispo de Segorbe-Castellón, don Casimiro López Llorente, que se une a los fieles del Opus Dei en oración por el alma del Prelado, así como en «acción de gracias por su servicio a la Iglesia».

No puedo continuar con los testimonios, son miles. Gracias a Dios, la familia del Opus Dei no está huérfana, la marcha al cielo de El Padre nos hace sentirnos más unidos con la cabeza en el cielo y los pies en la tierra. He comenzado diciendo que tenía una carta pendiente a don Javier, quería felicitarle por su santo, fue el día tres; le quería felicitar la Navidad, el año pasado lo hice con una tarjeta del Nacimiento que me atreví a pintar. Por último, agradecerle la carta tan bonita que nos escribió este mes para preparar muy bien la Navidad, cuidando detalles concretos, recordándonos las fiestas de la Virgen... Ahora quiero agradecerle su fidelidad, su entrega, su generosidad y tantos detalles paternales que ha tenido con todos. Personalmente quiero recordarle uno, la carta que me escribió cuando falleció mi padre. Me apena mucho su marcha pero no dudo que allá arriba, con San Josemaría y el Beato Álvaro, estas Navidades serán muy especiales, junto a la familia de Belén. Gracias Padre. Sabe muy bien todo lo que le queremos.