Donante… de música flamenca

Manuel lleva el flamenco en la sangre y le sale por los poros para ayudar a los demás. Durante las cuatro últimas décadas ha cantado en hospitales, para asociaciones benéficas, en la cárcel... Es su manera de contagiar entusiasmo, alegrar la vida y conseguir recursos económicos para causas sociales que merecen la pena, especialmente en Navidad.

Opus Dei - Donante… de música flamencaManolo Quesada junto a los demás componentes del grupo 'Entre amigos'.

Mi bisabuelo era compositor de música. Sin haber pisado una academia ni un conservatorio, el hombre componía y tocaba magníficamente el piano y el violín.

Mi madre siempre ha cantado y lo hacía muy bien. Era el hilo musical de nuestra casa. Desde pequeño, la escuchaba con gusto. Fue ella la que me inculcó la pasión por la música y, en particular, por el flamenco.

Me dedico a la fábrica de muebles de cocina y armarios a medida, pero desde hace muchos años, en mi tiempo libre cultivo el don musical heredado

Yo soy empresario. Me dedico a la fábrica de muebles de cocina y armarios a medida, pero desde hace muchos años, en mi tiempo libre cultivo el don musical heredado.

Mi última actuación ha sido para los reclusos de la prisión provincial de Jaén. Ayudar a los demás donando música forma parte de esta afición.

Grabé mi primer disco hace ya 40 años a beneficio de Donantes de sangre. Los logros de los siguientes CD también han sido para entidades benéficas, como la Asociación de niños con parálisis cerebral, Cáritas o la Hermandad de la Cofradía de la Virgen de la Capilla.

La Navidad, un momento especial

La Navidad siempre es un momento especial. Para cantar y para ayudar. Durante 20 años seguidos, he organizado un festival solidario en el teatro Darymelia, el más clásico de esta ciudad. De allí han salido colaboraciones con diferentes ONG, Cruz Roja, el Banco de Alimentos… En esta ocasión me acompañan en el escenario otros artistas, que actúan también de manera altruista. He tenido respuestas muy generosas por parte de ellos y también por parte del público.

Tengo cuatro hijos y mi mujer se llama Lola. Desde hace ya unos cuantos años soy del Opus Dei. Me alegra saber que algunos amigos se han acercado a Dios a través de la música y que otros han reavivado su fe escuchando mis canciones.

Formo parte de un grupo musical que se llama Entre amigos. Como decía antes, acabamos de tocar en la prisión provincial de Jaén

Formo parte de un grupo musical que se llama Entre amigos. Como decía antes, acabamos de tocar en la prisión provincial de Jaén. Ha sido una experiencia nueva, pero la causa lo merecía. Queríamos llevar un poco de alegría a esas personas y nos hemos llevado mucho cariño y un especial agradecimiento de todos los reclusos. Se estaba muy a gusto siendo uno más entre ellos.

A esto no sé decir que no…

Ahora tengo en mente organizar para mayo otro festival benéfico a favor de la ONG Aldevaran (Alianza de voluntarios para la reconstrucción de África). Quieren construir un hospital en Yambio, Sudán del Sur. El más cercano a la población está a 500 kilómetros…

El reto es importante. Daremos el do de pecho por esta causa. Será, quizás, el último lío que organice antes de dar paso a gente joven con nuevas ideas. Mientras, sigo cantando y me siguen llamando para cantar. Es mi cheque en blanco para ayudar a los que más lo necesitan. A esto no sé decir que no.

Tengo una Navidad cargadita de eventos…