El arzobispo de Valencia preside una Misa solemne de acción de gracias por el 90 aniversario del Opus Dei

Tras la ceremonia, el cardenal Cañizares, acompañado por el párroco y el resto de sacerdotes, se dirigió al fondo del templo para inaugurar la exposición y bendecir sendos cuadros que representan a San Josemaría Escrivá y al beato Álvaro del Portillo, sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei

Últimas noticias
Opus Dei - El arzobispo de Valencia preside una Misa solemne de acción de gracias por el 90 aniversario del Opus Dei

La parroquia San Josemaría Escrivá de Valencia ha dado comienzo a la celebración del 90 aniversario de la fundación del Opus Dei con una exposición y una misa solemne de acción de gracias celebrada en la tarde de ayer y presidida por el cardenal arzobispo, Antonio Cañizares. Durante la ceremonia el cardenal estuvo acompañado, entre otros sacerdotes, por Jorge Molinero, párroco de San Josemaría, y por el vicario del Opus Dei en Valencia, Ignacio Barrera.

El cardenal arzobispo Antonio Cañizares, durante la homilía, animó a los feligreses a seguir el ejemplo de santidad de San Josemaría, y mostró su deseo de que su legado perdure. “Al fondo de esta iglesia tenemos la muestra de esta santidad”, manifestó el cardenal, refiriéndose a los testimonios que aparecen en los paneles de la exposición, “hombres y mujeres como nosotros a los que Dios ha bendecido para hacer llevaderos esos caminos de santidad en medio del mundo” que abrió san Josemaría con el Opus Dei.

“San Josemaría no sólo recibió el don de la vocación y la gracia para corresponder. Dios se valió de él y de su obediencia para mostrar un camino de santificación en las realidades cotidianas, como es el trabajo de todos los días y las tareas ordinarias de la vida. Santidad para todos en la vida diaria, como nos ha recordado el Papa”. El cardenal se refirió también a que el mundo necesita cristianos que vivan su fe las 24 horas del día, para superar la fractura entre fe y vida, entre fe y cultura.

En la ceremonia participaron también jóvenes del grupo de boy scouts de la parroquia, y beneficiarios de los programas del Centro Social que se llevan a cabo en los locales parroquiales. Antes de finalizar la misa, el cardenal recordó a todos la petición que acaba de hacer el Papa Francisco a todos los católicos: rezar a diario el rosario, el Sub tuum praesidium dirigido a la Virgen, y la oración a San Miguel Arcángel, protector de la Iglesia.

Bendición de dos cuadros de san Josemaría y el beato Álvaro del Portillo

Tras la ceremonia, Antonio Cañizares, acompañado por el párroco y el resto de sacerdotes, se dirigió al fondo del templo para inaugurar la exposición y bendecir sendos cuadros que representan a San Josemaría Escrivá y al beato Álvaro del Portillo, sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei.

Las pinturas, obra del artista valenciano José Manuel Pozo, serán instaladas para el culto en la capilla del Santísimo de la parroquia.

Cuadros del beato Álvaro del Portillo y san Josemaría Escrivá.

El aniversario continúa con actos programados

El párroco de San Josemaría, Jorge Molinero, ha señalado que el motivo de los actos es recordar la misión que Dios encomendó a San Josemaría el 2 de octubre de 1928. “Todos estamos llamados a la santidad en nuestra vida ordinaria, nadie se puede considerar ni mediocre ni un desecho, porque Dios confía en cada uno y a todos nos quiere santos.”

Jorge Molinero explicó que en la exposición, compuesta por siete paneles, se repasan las vidas de algunos miembros del Opus Dei en proceso de beatificación, cuyas historias son ejemplos de vida cristiana en las actividades familiares, profesionales y sociales.

En la exposición, compuesta por siete paneles, se repasan las vidas de algunos miembros del Opus Dei en proceso de beatificación.

En los paneles, ilustrados con fotografías de los protagonistas, se resume con frases breves lo más destacado de cada uno. Además del dedicado a san Josemaría, que muestra la belleza del momento en que Dios le hizo ver su deseo, otros paneles están dedicados a Montse Grases, fallecida en 1959 y declarada Venerable en abril de 2016 por el Papa Francisco por la heroicidad de sus virtudes. A Guadalupe Ortiz de Landázuri, una de las primeras mujeres científicas en España, doctora en Químicas, que puso en marcha un gran número de acciones sociales, también Venerable desde 2017 y cuya beatificación está próxima, al haber aprobado el Papa un milagro atribuido a su intercesión.

Otros de los testimonios son los del matrimonio formado por Tomás Alvira y Paquita Domínguez, así como Isidoro Zorzano, ingeniero de ferrocarriles que fue compañero de estudios de San Josemaría Escrivá y que le apoyó especialmente en los años de la Guerra Civil española. También se destacan las figuras de Dora del Hoyo y Encarnación Ortega, del médico guatemalteco Ernesto Cofiño, del ingeniero suizo Toni Zweifel, y del matrimonio de Eduardo Ortiz y Laurita Busca, al igual que de algunos sacerdotes que están en proceso de canonización.

Dentro de los actos previstos se celebrarán durante el mes de octubre dos conferencias. La primera “Una familia feliz”, hablará del matrimonio de Tomás Alvira y Paquita Domínguez, y tendrá lugar el sábado 20 de octubre a las 17:30 horas en la parroquia, a cargo de María Isabel Alvira, hija del matrimonio y doctora en Filosofía por la Sorbona de París. El día 27 se celebrará la segunda sesión, a cargo de la historiadora Francisca Colomer, que llevará por título “Mujeres de bandera”, y dará a conocer las historias de Guadalupe Ortiz y Montse Grases.