Antoinette Kankindi: “El feminismo radical es un obstáculo para la igualdad”

El Premio Harambee –que en swahili significa “todos juntos”– España a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana ha sido concedido este año a Antoinette Kankindi, filósofa y profesora de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Strathmore (Nairobi). Esta iniciativa internacional de solidaridad con el África subsahariana colabora con proyectos educativos, sanitarios o asistenciales realizados por los mismos africanos en sus países. Hablamos un rato con la flamante ganadora.

Opus Dei - Antoinette Kankindi: “El feminismo radical es un obstáculo para la igualdad”Antoinette Kankindi

Vida Nueva Antoinette Kankindi: “El feminismo radical es un obstáculo para la igualdad” (Descarga la entrevista en PDF)

*****

¿Contenta con el premio?

Sí, sobre todo porque espero que este premio me permita conseguir fondos para seguir ayudando a la promoción de muchas mujeres en África.

Está convencida de que es imposible mejorar la vida en cualquier lugar del continente si no se trabaja por cambiar la situación de la mujer…

La mujer es el motor de África tanto a la hora de sostener la familia como de sacar adelante la economía del país. La mujer está muy presente en la economía informal, por ejemplo en los puestos de venta ambulantes, y en el trabajo en el campo, que es el actual motor de la economía en muchos países africanos. Una mejora en sus condiciones de vida y un mayor acceso a la educación repercutiría en una mejora para toda la sociedad.

¿Cuál es la principal desesperanza de las jóvenes africanas?

Ahora mismo muy pocas pueden estudiar, y las pocas que pueden hacerlo no encuentran empleo. Por eso se van fuera del país. Es necesario darles razones de esperanza para que se queden.

“Llevo a cabo un proyecto con 20 mujeres jóvenes de Kenia, de entre 20 y 30 años, que ya son empresarias, y se les proporciona formación para el liderazgo, de modo que también asuman el compromiso de ayudar a otras 10 mujeres del ámbito rural a que desarrollen un negocio local, y cada una de las 20 atienda a otra mujer joven: el programa es lograr que 50 mujeres jóvenes se transformen en empresarias”

El Fondo de Acción Urgente-África le ha financiado un programa en el que han participado empresarias, políticas, periodistas y científicas de distintos países africanos…

Es un programa de formación en los principios que fundamentan la ética personal y pública. Se basa en el fomento de las relaciones equilibradas entre personas, tanto en la familia o el trabajo, como en la vida social. También se abordan los principios que rigen las sociedades constitucionales y democráticas.

En algún momento, ¿la mujer tendrá en el mundo la misma promoción que el hombre?

Solo se logrará si las mujeres seguimos luchando por ello. En Europa y en Estados Unidos se habla de igualdad legal, pero es algo que no es real.

¿El principal obstáculo de la igualdad es el hombre?

Un gran obstáculo es el planteamiento actual del feminismo radical. Tenemos que recuperar un adecuado concepto de identidad femenina, que no se presente como una lucha directa con la identidad masculina. Ese conflicto tiene poco sentido porque se trata de identidades con matices distintos. Si la mujer busca solo ocupar el lugar del hombre, se potencian las actitudes machistas y la lucha por la dominación entre ambos, cuando el papel de la mujer en la sociedad es mucho más rico.

Procuro que mi tiempo libre sea para mis amigos. También me gusta leer literatura rusa

¿Está de acuerdo con la política de cuotas?

No, en absoluto.

¿Y la fe nos puede ayudar a revertir la situación de la mujer?

Sí, sin duda. La fe ayuda si se entiende qué es la fe en relación con la razón y se vive con coherencia en la vida cotidiana.

Como católica, ¿qué opinión le merece el Papa Francisco?

Como todos los papas, Francisco es Pedro y vela por que se aplique el Evangelio al momento actual. Sus pautas son muy útiles y me sirven de impulso para todo mi trabajo.