Acerca de la película “Camino”.

Comentarios del director de la Oficina de información del Opus Dei, realizados desde el respeto al trabajo creativo de los autores y a la buena fe subjetiva de todas las personas que han intervenido en este largometraje

Notas y comunicados
Opus Dei - Acerca de la película “Camino”.

Durante las últimas semanas, algunos informadores nos han preguntado acerca de la película “Camino”, de Javier Fesser. Ofrezco unos breves comentarios, realizados desde el respeto al trabajo creativo de los autores y a la buena fe subjetiva de todas las personas que han intervenido en este largometraje.

La película ofrece una visión del Opus Dei muy alejada de la realidad. Concretamente en España miles de personas conocen de primera mano la vida cotidiana de mujeres y hombres que pertenecen al Opus Dei, y otras muchas -creyentes o no creyentes-, participan y se benefician de las múltiples iniciativas, médicas, educativas o asistenciales de cuya atención espiritual se encarga la Prelatura del Opus Dei. Ellos sentirán que la película deforma temas esenciales como las actitudes y sentimientos que mueven a quienes forman parte de esta realidad de la Iglesia.

Me gustaría que esta película fuese la ocasión para que muchas personas conozcan por sí mismas la realidad del Opus Dei. Las puertas de sus centros están abiertas a quienes deseen conocer esta institución de la Iglesia Católica, y sus oficinas de información www.opusdei.es están a disposición de los periodistas que las requieran.

En cuanto a la historia de Alexia González Barros, que ha inspirado esta película y a cuyo recuerdo aparece dedicada, se puede conocer su vida real en www.alexiagb.org. Como ha señalado la familia en un comunicado, “en ningún momento ha existido ni existe relación, colaboración o participación de ninguna clase con el director, guionista, productor o cualquier otra parte responsable de tal ficción". En este sentido comprendo su dolor y perplejidad. Alexia fue una adolescente madrileña fallecida en 1985 a los 14 años, tras una dolorosa enfermedad. La Iglesia Católica ha iniciado el estudio de su Causa de Canonización.

Estas palabras no tienen intención de crear ninguna polémica. Quieren ser solamente una llamada al respeto y a la sensibilidad hacia las personas que creen y hacia las personas que sufren.

Manuel Garrido

Oficina de información del Opus Dei

Madrid