8) Testimonio de personalidades

Muchas personas conservan recuerdos de Josemaría Escrivá. Fueron testigos de sus palabras y de su ejemplo. Muchos otros, cada vez más, no le han llegado a conocer personalmente, pero se enriquecen a diario con sus palabras, sus escritos, su oración y su mensaje.

Francesco Rutelli, ex alcalde de Roma y líder de la coalición de izquierda italiana.

Es preciso dar un reconocimiento justo, debido, apropiado a un romano entre los santos. El Opus Dei es una realidad que tiene una gran vitalidad y juventud y que hace poco ha celebrado el medio siglo de su llegada a Roma. (junio, 1997)

Ngina Kenyatta, primera dama de Kenya

"Las personas del Opus Dei han aprendido a buscar a Dios en las cosas corrientes de su vida diaria, trabajando bien porque procuran ver a Dios en todo. Yo también he acogido esos valores y procuro ofrecer mi día a Dios. Me complace especialmente ver cómo este espíritu no queda sólo en las personas del Opus Dei, sino que se propaga en muchas otras personas". (noviembre, 2001)

Eugeni Pazukhin, filósofo ruso ortodoxo (San Petersburgo, 1945), autor de su primera biografía en ruso: "Vida y obra del beato Josemaría", recientemente publicada en Moscú.

El mensaje de Josemaría Escrivá constituye un importante vínculo de unión entre la Iglesia ortodoxa y la Iglesia católica y es un estímulo para reforzar los esfuerzos ecuménicos de ambas Iglesias. Su mensaje constituye una señal fuerte para la unidad de la Iglesia de Cristo. (enero, 2002)

Andrea Riccardi, Profesor de Historia y fundador de la comunidad de San Egidio.

A la marginación de Dios, el fundador del Opus Dei responde con una propuesta de vivir la realidad de Dios en el corazón de la vida cotidiana: lo extraordinario nuestro es lo ordinario, lo ordinario hecho con perfección". (1999)

Monica Vitti, actriz italiana.

He entendido las enseñanzas del beato Escrivá gracias al afecto y a la profesionalidad con la que he visto curar a un familiar y a todos los pacientes que forman parte del Campus Bio-Médico de Roma. He entendido que las cosas deben estar bien hechas por amor, y que las personas son siempre lo primero. (diciembre, 2001).

Vittorio Messori, escritor.

Sobre la elección del milagro, puede haber influido también el carácter seguro, científicamente indiscutible pero, en el fondo, poco "espectacular" de este milagro. Monseñor Escrivá no amaba el exhibicionismo de lo "prodigioso", estaba convencido de que el verdadero milagro es una vida de trabajo, no soportada sino afrontada por amor de Dios, con empeño y con alegría. (diciembre, 2001)

Nayla Moawad, esposa del presidente libanés Rehe Moawad, que fue asesinado en Beirut en 1989. Cristiana maronita, es una de las tres mujeres que forman parte del Parlamento del Líbano.

La idea promovida por Josemaría Escrivá de "encontrar a Dios en las ocupaciones ordinarias y de dar así valor a todo lo que hacemos" puede ayudar en gran manera a respetar el principio de paz y de amor de Dios en todas las decisiones. Cuando las personas aprendan a amarse, habrá una paz duradera.

Maurizio Gasparri. Ministro italiano de las Comunicaciones

La continuidad de las acciones y de las obras del fundador del Opus Dei en el tiempo requiere que el recuerdo que ellas evocan permanezca no sólo en el plano individual, sino también en la conciencia colectiva. Por este motivo se ha hecho esta emisión filatélica que recuerda el centenario de su nacimiento. El beato Escrivá, al indicar que cada persona, de cualquier condición y sin abandonar su estado laical, puede santificarse a través de su trabajo, consiente a cada uno vivir con fe, esperanza y luz nueva la propia vida corriente. (enero de 2002)

Juan Velarde Fuentes. Miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Catedrático de Economía aplicada de la Universidad Complutense de Madrid.

La aportación más notable del beato Escrivá de Balaguer en relación con la economía es, a mi juicio, la de la santificación del trabajo profesional.

No se debe imaginar el trabajo sólo como fuente de dinero, para cohesionar la familia, para alcanzar prestigio social, para «desarrollar sus capacidades», para «satisfacer sus desordenadas pasiones», o incluso para «contribuir al progreso social». Hay más motores del trabajo. Santiago Ramón y Cajal consideraba que uno, muy poderoso, era el de contribuir a la gloria nacional, y Paul A. Samuelson opina que el mayor acicate para el científico se encuentra en la avidez de la gloria derivada de la admiración de sus colegas. Escrivá de Balaguer le da otra trascendencia: «Os aseguro que, si nos empeñamos diariamente en considerar (...) nuestras obligaciones personales como requerimiento divino, aprenderemos a terminar la tarea con la mayor perfección humana y sobrenatural de que seamos capaces ».

Rafael de Mendizábal Allende. Ex Magistrado del Tribunal Constitucional. Académico Numerario de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

El pensamiento jurídico de Mons. Escrivá de Balaguer muestra una sintonía profética con muchos de los valores constitucionales. Escrivá defendió siempre y en todas partes los derechos fundamentales de la persona.

Álvaro Domecq, ganadero

Josemaría Escrivá te daba toda la confianza, te hacía sentir su alegría y te pedía un esfuerzo sin pedírtelo. Infundía el amor a Dios, el amor al trabajo y la ilusión de hacer felices a los demás".