22 de junio, santo Tomás Moro

San Josemaría le encomendó lo referente a las relaciones con las autoridades no eclesiásticas. La historia está relatada en “Los intercesores del Opus Dei”.

Opus Dei - 22 de junio, santo Tomás Moro

“En Inglaterra, en 1534, se exigió a todos los ciudadanos que hubieran alcanzado la edad legal que prestasen juramento al Acta de Sucesión, en la que se reconocía como matrimonio la unión de Enrique VIII y Ana Bolena. Se proclamaba el rey Jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra, negando al Papa toda autoridad. Juan Fisher, Obispo de Rochester, y Tomás Moro, Canciller del Reino, se negaron a jurar el Acta, y fueron encarcelados en abril de 1534 y decapitados al año siguiente”.

“En un momento en que muchos se doblegaron a la voluntad real, su juramento habría pasado prácticamente inadvertido y hubieran conservado la vida, la hacienda y el cargo, como tantos otros. Sin embargo, ambos fueron fieles a su fe hasta el martirio. Supieron dar la vida en aquel momento porque fueron hombres que vivieron su vocación día a día, dando testimonio de fe en cada jornada, a veces en asuntos que podrían parecer de escaso o de ningún relieve”.

“Tomás Moro es una figura muy cercana a nosotros, pues fue un cristiano corriente, que supo compaginar bien su vocación de padre de familia con la profesión de abogado y más tarde de Canciller, en una perfecta unidad de vida. Se encontraba en el mundo como en su propio hogar; amaba todas las realidades humanas que constituyen el entramado de su vida, donde Dios le quiso. Vivió al mismo tiempo un desprendimiento de los bienes y un amor a la Cruz tan grandes que puede decirse que ahí asentó toda su Fortaleza”[1].

Intercesor del Opus Dei en 1954

De acuerdo con la continua tradición de la Iglesia de acudir a la intercesión de los santos, los fieles del Opus Dei y los socios de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz se encomiendan a algunos de ellos de modo particular. A santo Tomás Moro, en concreto, las relaciones con las autoridades civiles.

Santo Tomás Moro era especialmente adecuado para el papel de intercesor del Opus Dei, tanto por su prestigio profesional y su condición de hombre de estado, como por ser un hombre casado y padre de familia. Iba a ser el único laico y no célibe nombrado santo intercesor: el número de los canonizados con tales características era entonces, y ahora, bastante pequeño. Aunque san Josemaría había visto desde el principio la presencia de fieles casados en el Opus Dei, no pudo obtener la aprobación para admitir formalmente a los tres primeros miembros supernumerarios hasta 1948. Es probable que este hecho influyera en cierta medida en la elección de santo Tomás Moro como intercesor apenas unos años más tarde.

Si desea conocer mejor la historia de la elección de santo Tomás Moro como intercesor de los fieles del Opus Dei, descargue el libro electrónico “Los intercesores del Opus Dei”, donde se ofrece un capítulo sobre el canciller inglés.

Enlaces para descargar gratis “Los intercesores del Opus Dei”
Google Play Books ► “Los intercesores del Opus Dei”
Apple Store ► “Los intercesores del Opus Dei”
Amazon (Kindle) ► “Los intercesores del Opus Dei”
ePub (Descarga directa) ► “Los intercesores del Opus Dei”
ePub (Descarga en Bubok) “Los intercesores del Opus Dei”

Enlace para visualizar el libro
PDF ► “Los intercesores del Opus Dei”


[1] Fernández Carvajal, Francisco, Hablar con Dios, 22 de junio, memoria de santo Tomás Moro.