«Padre en la ternura»

#QuieroSerComoTu es el lema de esta serie basada en la carta apostólica Patris Corde, en la que el Papa Francisco destaca siete cualidades de san José. Bajo el nombre de “Padre en la ternura” meditamos cómo “la ternura de José sigue viva a través de aquel Hijo que creció bajo su techo y qué tanto se le parece”.

Opus Dei - «Padre en la ternura»José arropó a Jesús, lo tomaba en sus brazos, le enseñó a caminar. Cuando un padre ve a su hijo, siente ternura, y José, al ver a Jesús, también la sintió, también se conmovió con él.

La misión principal de los padres es preparar a los hijos para que ellos, a su vez, puedan encontrar y llevar adelante la suya propia. José, a través de su tierno cuidado, preparó a Jesús en sus primeros pasos en la tierra.

Padre en la ternura: Dios nos quiere a través de nuestras debilidades


PODCAST del padre Juan Irarrázabal, de 10 minutos con Jesús América latina. @10minconjesusal


Papa Francisco: aceptar nuestra fragilidad

Como un padre siente ternura por sus hijos, así el Señor siente ternura por los que le quieren, por los que nos sentimos hijos suyos

Cuántas veces, al ver a Jesús, el santo patriarca se habrá asombrado pensando: ¡qué bueno es Dios! ¡Qué amable y tierno! ¡Qué paciente y cercano a nosotros! La paciencia y la comprensión son características fundamentales que todo padre –y, en general, todo maestro– debe tener, especialmente ante los defectos propios y ajenos; pues «debemos aprender a aceptar nuestra debilidad con intensa ternura. El Maligno nos hace mirar nuestra fragilidad con un juicio negativo»[1]. Al contrario, debemos descubrir, una y otra vez, lo positivo en nosotros y en los demás, pues así se acerca Dios a nuestra vida: «La verdad que viene de Dios no nos condena, sino que nos acoge, nos abraza, nos sostiene, nos perdona. La verdad siempre se nos presenta como el Padre misericordioso de la parábola: viene a nuestro encuentro, nos devuelve la dignidad, nos pone nuevamente de pie»[2]. No hay nada que anime más a mejorar la conducta que el aliento, la palabra amable, la comprensión ante la debilidad.


San Josemaría: de la mano de María y José, a Jesús

San José aprendió de su hijo, que era Dios, a ver el mundo con compasión y ternura. Decía san Josemaría: «José era un gran cariño de Jesucristo; María era su Madre, a la que quería con locura. Pues vamos a tener nosotros una devoción grande a San José, una devoción tierna, delicada, fina, afectuosa. Le llamamos Padre y Señor nuestro: ¡pues vayamos a él como hijos, constantemente! Y, por él, a María, dialogando con los dos. ¿Habéis visto esas representaciones de la Sagrada Familia con el Niño en el centro, la Virgen a la derecha y San José a la izquierda, dándose la mano? Pues esta vez somos nosotros los que nos cogemos de la mano de María y de José, y así nos llevarán hasta Jesús»[1].


Para meditar y rezar

En el taller de José: La misión principal de los padres es preparar a los hijos para que ellos, a su vez, puedan encontrar y llevar adelante la suya propia. José, a través de su tierno cuidado, preparó a Jesús en sus primeros pasos en la tierra.

Oraciones a san José mencionadas en Patris corde y en el decreto con el que se concede el don de indulgencias especiales con ocasión del Año de San José.

JESÚS ES CAPAZ DE DARSE CUENTA DE QUIÉN ES EL QUE MÁS LO NECESITA, LA TERNURA QUE DESBORDA SU CORAZÓN LO MOTIVA A ACERCARSE MISERICORDIOSAMENTE AL QUE MÁS LO NECESITA. Y ESO LO APRENDIÓ DE SUS PADRES

Para escuchar

En este audio se recogen distintas intervenciones de san Josemaría, en encuentros con personas de América y España. También está la transcripción de sus palabras.

Himno a san José, Canto Católico.


Para ver

Cuatro ideas del Papa Francisco sobre la familia para el Año Amoris Laetitia.


Descarga la imagen como fondo de pantalla para tu teléfono

Desde tu computador, has click en el botón derecho para guardarla. Desde tu celular, presiona la imagen y guárdala.

Aquí puedes ver todas las notas de la serie #QuieroSerComoTu.

Puedes ver todas las imágenes de la serie #QuieroSerComoTu

[1] San Josemaría, Notas de una reunión familiar, 27-IX-1973.


[1] Francisco, carta apostólica Patris corde, n. 2.

[2] Ibíd.