Número de artículos: 169

Del mismo pueblo de mi madre

Hemos visto en este favor la mano de Dora clarísimamente y le agradezco su intercesión. A diario le pido que la cuide y que vele por esta delicada situación. Tengo el convencimiento de que con su vocación de servicio y acogida de las personas desde el Cielo vela por mi madre y cuida de ella.

Favores

Humanamente parecía imposible

Quiero escribiros en relación a dos favores que he recibido por intercesión de Dora en este último año.

Favores

Los trabajos domésticos en el Opus Dei

San Josemaría se encargó personalmente de la instalación y organización de la atención doméstica de los primeros centros del Opus Dei hasta que hubo mujeres preparadas para hacerlo. El Fundador les confió estas tareas, formándolas de una manera muy directa con ayuda de su hermana Carmen. Así nació lo que familiarmente se conoce en la Obra como el trabajo de la Administración.

Favores

Dora y Don Álvaro del Portillo

Las historias de Dora y de don Álvaro del Portillo están muy entrelazadas. Ambos respondieron con fidelidad a la llamada de Dios para difundir en el mundo que todos podemos ser santos en nuestra vida ordinaria, en nuestro trabajo.

Favores

Receta de los crespillos

La madre de san Josemaría festejaba su santo el día de Nuestra Señora de los Dolores, el viernes anterior al Domingo de Ramos. Dora aprendió a preparar este postre y cada año , el Viernes de Dolores, recordando a la Abuela –como familiarmente la llaman los fieles del Opus Dei- lo tomaba con mucho gusto.

Favores

Rápido y efectivo

Quiero relatar dos favores domésticos de Dora, muy rápidos y efectivos, sobre un pantalón que se extravió y sobre una heladera que comenzó a funcionar.

Favores

De la forma más natural

Esperábamos nuestro quinto hijo. Nuestra situación familiar desde el punto de vista material y logístico no era fácil, ya que vivíamos lejos del colegio, en una casa pequeña y teníamos problemas para conciliar la vida familiar y profesional.

Favores

​¡Funciona, y cómo!

Tengo 45 años de edad, estoy casada y no tengo hijos. Siempre he cuidado mucho el trabajo profesional y muy poco -por no decir nada- mi hogar. Después de ocho años de matrimonio me limitaba a cocinar, en el último momento –también en las celebraciones- platos banales, siempre los mismos, sin sabor.

Favores

En siete minutos pude arreglarlo

Me encuentro pasando unos días fuera de mi país en una casa en el campo donde no hay muchas posibilidades de encontrar comercios o semejantes.

Favores