Un salvadoreño entre los nuevos sacerdotes de la Prelatura

El pasado sábado 4 de mayo en la basílica de san Eugenio (Roma), 34 fieles del Opus Dei recibieron la ordenación sacerdotal.

El Opus Dei en El Salvador
Opus Dei - Un salvadoreño entre los nuevos sacerdotes de la Prelatura

Eduardo Andrés Marín Perna es uno de los nuevos presbíteros que se incorporan al clero de la Prelatura. Fueron 34 fieles quienes recibieron la ordenación sacerdotal y provienen de 16 países diferentes.

Nacido en El Salvador en 1988, obtuvo su bachillerato en el Colegio Lamatepec. Estudió la carrera de ingeniería industrial en Honduras, donde finalizó sus estudios laureado con Magna Cum Laude.

A inicios de 2013, se mudó a Guatemala, donde trabajó como coordinador académico en la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Istmo. A finales de ese mismo año, se trasladó a Roma para cursar teología en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

Tras obtener su grado en teología, inició el máster y doctorado en teología bíblica, en la Universidad de Navarra.

Eduardo en el momento de la imposición de manos.

El cardenal Antonio Cañizares ordenó a los candidatos. En su homilía, dirigiéndose a los 34 diáconos que se disponían a recibir el sacerdocio, dijo: "No lo olvidéis: el buen pastor es el que, como Cristo, piensa siempre en el bien de las almas antes que en sus intereses personales. Y para esto es capaz de los sacrificios más grandes, porque sabe amar".

Mons. Cañizares animó a los candidatos a cuidar especialmente la Misa y la Penitencia.

El celebrante imaginó las palabras que san Josemaría diría a las familias de los ordenandos: "Llenaos de alegría porque el Señor se haya dignado a elegir a uno de vuestra familia para que, siendo su ministro, procure llevar la paz de Dios a todo el mundo".

El prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz, participó en la ceremonia desde el presbiterio. A la ordenación asistieron también familiares y numerosos amigos de los nuevos sacerdotes.


Eduardo junto a su familia, en la basílica de san Eugenio.