Nuevas instalaciones de la Universidad del Istmo

La Universidad del Istmo nació en 1997 y ofrece seis titulaciones universitarias y diversos institutos académicos. Esta obra corporativa del Opus Dei ha estrenado ahora su nueva sede, que le permitirá ampliar su oferta de servicio. Mons. Javier Echevarría inauguró las nuevas instalaciones.

Opus Dei - Nuevas instalaciones de la Universidad del Istmo

Ciudad de Guatemala. “Soñad y os quedaréis cortos”, palabras de san Josemaría que recordó Monseñor Javier Echevarría antes de la ceremonia de bendición de las nuevas instalaciones de la Universidad del Istmo (UNIS), en referencia a lo que hace y hará la universidad. Mons. Javier Echevarría es el Presidente Honorario la Universidad del Istmo.

La Universidad del Istmo inició en 1997 en un campus provisional en la zona 13 de la Ciudad de Guatemala. Con ocasión del viaje pastoral del Prelado a Guatemala, las autoridades de la Universidad le invitaron para que bendijera los edificios de la universidad en el nuevo campus de Fraijanes.

Mons. Echevarría llegó hacia las 10:00 de la mañana e hizo un breve recorrido por los tres edificios de la primera fase de construcción del nuevo campus de la Universidad del Istmo. La ceremonia de bendición tuvo lugar en el vestíbulo del edificio de Bibilioteca, ante las autoridades de la universidad, los miembros de la Asociación de Amigos, personal docente, un buen número de donantes y colaboradores. Para el resto del público asistente se proyectó por circuito cerrado en la plaza central de la universidad, donde más tarde se tendría una tertulia con personal directivo, docente, administrativo, servicios, alumnos, exalumnos y amigos de la Universidad. En total, unas cuatro mil personas asistieron al acto, que ha tenido eco en diversos medios de comunicación locales.

Al inicio de la ceremonia de bendición el Ingeniero Álvaro Castillo, Presidente del Consejo de Fiduciarios de la UNIS, dio la bienvenida al Prelado en nombre de todos, y agradeció su presencia para bendecir las instalaciones. Luego Mons. Echevarría recordó el “Soñad y os quedaréis cortos” de san Josemaría, señalando que esas palabras suyas, que nacían de una fe gigante, se hacían realidad palpable con la bendición del Campus de la Universidad del Istmo

Más adelante, hizo referencia al lema de la Universidad, Saber para servir, recordando que para servir hay que prepararse bien, ser útiles, formarse en serio y enfocar con espíritu de servicio todo nuestro quehacer y ofrecer a Dios todo este esfuerzo.

Después el Prelado visitó las obras del futuro oratorio, donde pudo apreciar una tradicional alfombra de aserrín, como las que se elaboran para las procesiones de la Semana Santa guatemalteca, y plantó un árbol en la plaza principal de la universidad.

Posteriormente dio inicio la tertulia. El primero en preguntar fue el Ing. Manuel Pérez, Rector de la Universidad, quien dio nuevamente la bienvenida a Mons. Echevarría y le pidió que hablara sobre la importancia de la labor docente universitaria, a lo que contestó que vale la pena dedicarse a esa tarea, pues en la Universidad se forjan los profesionales del futuro, que transformarán la sociedad guatemalteca.

A continuación preguntó Isabel, quien contó que conoció a su esposo en la Universidad del Istmo, cuando ambos estudiaban ahí. Gracias a la intercesión de don Álvaro, espera un niño después pasar un cierto tiempo de casados.

Hubo otra pregunta más, que hizo María Fernanda, profesional graduada de la universidad como Diseñadora de Modas, quien preguntó sobre la importancia de ser coherente con la vida cristiana en el ejercicio de su profesión. Mons. Echevarría explicó con detenimiento la importancia que reviste un recto sentido cristiano en el mundo de la moda.

Fue un día de especial alegría para todos los miembros de la Universidad del Istmo que con gran alegría acompañaron al Prelado de la Obra y Presidente Honorario de la Universidad durante su estancia en las nuevas instalaciones.