«El cristianismo ha impulsado sociedades libres»

José Ramón Pin impartirá la ponencia inaugural del IX Simposio de san Josemaría, que se celebra en Jaén los días 16 y 17 de noviembre. Reproducimos un extracto de la entrevista que ha publicado el Ideal de Jaén.

Opus Dei - «El cristianismo ha impulsado sociedades libres»José Ramón Pin Arboledas.

Ideal de Jaén «El cristianismo ha impulsado sociedades libres» (Descarga en PDF)

José Ramón Pin Arboledas (Madrid, 1944), profesor emérito del IESE, diputado en el Congreso durante la Transición y colaborador en medios de comunicación, impartirá la conferencia inaugural en el IX Simposio internacional de san Josemaría, con el título:‘Fe cristiana y sociedad libre’; éste se celebra en Jaén los días 16 y 17 de noviembre en el Palacio de Congresos de IFEJA, que este año se centrará sobre ‘Fe y sociedad’.

En esta edición bienal se reunirán en la capital jienense quince conferenciantes de España, Suecia, EE.UU. y Roma, que disertarán sobre la actuación de los cristianos en la sociedad. Clausura el evento el Vicario General de la Prelatura del Opus Dei, el bonaerense Mariano Fazio. Está previsto que asistan más de dos mil personas, especialmente jóvenes, además del seguimiento en directo por internet en www.simposiosanjosemaria.org.

¿Podría resumirnos el contenido de su conferencia?

La fe cristiana ha sido la que ha conseguido impulsar sociedades libres. Sólo en los países en donde la fe cristiana, esencialmente católica, ha sido dominante, se ha desarrollado la democracia, el respeto a la ley y los derechos humanos. En donde está en peligro la libertad es porque se olvidan los valores humanos del cristianismo; la idea de que todos los seres humanos son iguales en derecho porque son hijos de Dios su creador.

La idea de la filiación divina, que siempre estuvo presente en el cristianismo, fue muy querida por san Josemaría

La idea de la filiación divina, que siempre estuvo presente en el cristianismo, fue muy querida por san Josemaría. Ni este concepto, ni el de la santificación del trabajo ordinario, otra de las notas de su espiritualidad, son nuevos. Siempre estuvieron en la fe cristiana desde su inicio. Lo que hizo san Josemaría fue rescatarlos con la fuerza de su palabra y personalidad pastoral. Si se cree en estos dos valores es necesario comprometerse para mejorar la sociedad y para que ésta sea libre.

¿Qué retos se le presentan a un cristiano en una sociedad cada vez más relativista y materialista?

Frente a los que dibujan un panorama pesimista de la actual sociedad creo que cada vez mejoramos más en términos morales. Todo el proceso del respeto a los Derechos Humanos es nuevo; no olvidemos que se recogieron en la ONU en el siglo pasado con el nombre de Derechos Universales, es decir para todos. Eso era inconcebible antes. También el cuidado de la ecología y la responsabilidad frente a la naturaleza. Hace poco tampoco estaba en la agenda de las sociedades.

Es la ignorancia de la naturaleza humana la que hace retroceder a las sociedades

Hay quienes quieren volver a los tiempos del paganismo. Los paganos se llamaban así porque vivían en los pagos, en las aldeas diríamos ahora, y no conocía el cristianismo, que se desarrolló fundamentalmente en su origen en las ciudades, en zonas cultas. Por eso los paganos se consideraban retrasados respecto al progreso humano que supuso la fe cristiana. Es la ignorancia de la naturaleza humana la que hace retroceder a las sociedades.

El cristianismo y su fe supusieron un avance social decisivo. Sin él no tendríamos la idea del hombre en su dignidad por encima de todas las cosas.