“Sacerdote a bordo” en la cuarentena

​Dos sacerdotes, capellanes de colegios, unieron sus esfuerzos como comunicadores sociales y periodistas para presentar “Sacerdote a bordo”, una iniciativa virtual que envía mensajes a los alumnos, profesores, familiares y amigos de los Colegios de ASPAEN en todo Colombia

Dos sacerdotes, capellanes de colegios, unieron sus esfuerzos como comunicadores sociales y periodistas para presentar “Sacerdote a bordo”, una iniciativa virtual que envía mensajes a los alumnos, profesores, familiares y amigos de los Colegios de ASPAEN en todo el país. El nombre del canal surgió por sugerencia de un amigo que había visto en la bicicleta que usa el padre Santiago para movilizarse, la placa de Sacerdote a bordo.

Padre Santiago Villa

Son mensajes, con unos minutos de oración para paliar estos momentos de cuarentena que vive Colombia por el coronavirus. “En este tiempo de aparente inactividad, vamos a rezar los unos por los otros, vamos a seguir cuidando a Jesús que es lo importante, con alegría y optimismo”, cuenta en uno de sus videos el padre Santiago.

Es una plática, muy sencilla para hablar con Jesús, en un idioma para niños, jóvenes, padres de familia y amigos que siguen a través del canal YouTube”, relata el padre Luis Miguel.

Padre Luis Miguel Bravo

Cuando nos dijeron que teníamos que emprender una cuarentena en el país, cerraron el colegio, se acabó entonces la gritería y los cantos de los alumnos. Procedí a retirar a Jesús del Sagrario, me puse a rezar ante Él y a pedirle su compañía en este difícil momento por el cual atraviesa el mundo”, cuenta el padre Santiago.

Padre Santiago Villa

Entonces, con otro sacerdote, también comunicador social, determinamos unir esfuerzos para organizar una iniciativa virtual.

Nos acordamos entonces de aquellos meses difíciles que vivió san Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei en plena Guerra Civil y que en 1937 debió refugiarse con su hermano Santiago y otras personas en la Legación de Honduras. Allí encerrado, estuvo cuatro meses, rezando y nunca perdió el optimismo ni la alegría”, relata en uno de sus videos el padre Luis Miguel.

Padre Luis Miguel Bravo

Desde este “Sacerdote a bordo” acompañamos a nuestros alumnos de los colegios, pero también tenemos mensajes de otros jóvenes de distintas partes del mundo, porque la cuarentena es mundial y estamos unidos a los mensajes del Papa, de la Iglesia, de católicos y de creyentes para pedir por el fin de esta pandemia”, agregó el padre Santiago.