Oración y ayuno con el Papa Francisco (14 de mayo)

El Papa Francisco ha invitado a todos los fieles a sumarse a una jornada de oración y ayuno, el próximo 14 de mayo, para pedir a Dios por el fin de la epidemia del coronavirus.

“Quisiera recordaros que el 14 de mayo los creyentes de todas las religiones están invitados a unirse espiritualmente en una jornada de oración, ayuno y obras de caridad, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar el coronavirus”.

El Papa Francisco ha recordado así en Twitter su apoyo a la propuesta del Alto Comité para la Fraternidad Humana, para que el 14 de mayo los creyentes de todas las religiones se unan espiritualmente en una jornada de oración y ayuno, a fin de implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar el #coronavirus. El prelado del Opus Dei también ha sugerido sumarse a esta jornada.

El Alto Comité de Fraternidad Humana está formado por los líderes religiosos que se inspiran en el histórico documento de Abu Dabi firmado por el Papa Francisco y el gran imán de A-Azhar, Al-Tayyeb. Este comité emitió el pasado 2 de mayo un mensaje titulado “Oración por la humanidad”, en el que invitaban a recurrir a Dios a través de la oración y la súplica, cada uno en su lugar y de acuerdo con su religión, creencia o doctrina, para pedir la desaparición de la pandemia del Covid-19.

“Junto a la afirmación de nuestra creencia -dicen- en la importancia del papel de la medicina y la investigación científica en el tratamiento de esta pandemia –se lee en el mensaje– no nos olvidamos de dirigirnos a Dios, el Creador, en esta gran crisis”.

Oración y suplica para que Dios elimine esta pandemia

El Alto Comité invita “a recurrir a Dios a través de la oración y la súplica, haciendo ayuno y obras de misericordia, cada individuo en su lugar y de acuerdo con su religión, creencia o doctrina, para que Dios elimine esta pandemia, nos ayude a salir de esta aflicción, inspire a los científicos a descubrir un medicamento que acabe con ella, salve al mundo de las consecuencias sanitarias, económicas y humanas debido a la propagación de esta pandemia peligrosa”.

Por eso, el Santo Padre ha invitado a sumarse el próximo jueves, 14 de mayo, a un día de oración y súplica por la humanidad.