Labor de Fundación se “sincroniza”

La labor del Opus Dei en Fundación, Magdalena, no se detiene

Opus Dei - Labor de Fundación se “sincroniza”

Por Gustavo Otero

La labor del Opus Dei en Fundación, Magdalena, no se detiene por las circunstancias del confinamiento a que nos ha llevado la pandemia del Coronavirus. A la invitación del Prelado de acudir en estos momentos particulares de la historia, a los medios electrónicos con el propósito de continuar con nuestros medios de formación espiritual, nos hemos dado a la tarea de acudir a ellos, aunque padeciendo dificultades por no ser expertos en el manejo de estas tecnologías.

En este propósito, convocamos el primer Círculo de Cooperadores virtual, mediante un encuentro sincrónico por Hangout, sin habernos percatado antes que este medio gratuito solo acepta 10 participantes, por esta razón se quedaron sin poder acceder otro tanto, que luego de la sesión nos reclamaron por whatsapp. En este Círculo participó Jaime Luis desde Venezuela, donde se encuentra especializándose en anestesiología, quien luego de percatarse de la fluidez, cercanía y facilidad que este encuentro virtual nos proporcionó, se alegró muchísimo de poder participar nuevamente en las charlas a las que antes asistía físicamente.

El domingo nos dimos a la tarea de averiguar otras plataformas y encontramos que Zoom aceptaba 50 personas, pero la sesión gratuita solo dura 40 minutos. Exploramos entonces por Skype, pero algún experto nos dijo que ésta era muy lenta y se estaba quedando rezagada ante la versatilidad que ofrece las de google, por ello surgió la idea de utilizar Meet, que admite hasta 250 participantes, y funciona con menos velocidad de internet. Pero surgió un nuevo problema, y es que solo pueden crear sesiones los que poseen cuentas empresariales de Gmail. Fausto entonces ofreció su cuenta que reúne estas condiciones y manos a la obra. El pasado lunes realizamos nuestro acostumbrado curso de doctrina Católica, estuvimos reunidos 22 personas y todos quedaron contentos por la experiencia y por la funcionalidad.

Hemos convocado por este mismo medio al retiro mensual, con una meditación grabada que nos envió el P. Javier y una charla de Germán. Ayer que extendimos la invitación por el grupo de WhatsApp, para que todo el que quiera se pueda unir, uno de los amigos expresó: ¡Es increíble constatar que la labor apostólica no se detiene!

Una de las últimas reuniones en Fundación, antes de la cuarentena