Aliado de mi madre

Cuando mi madre tenía algún problema lo hablaba con san Josemaría y al rato estaba solucionado.

Favores por su intercesión
Opus Dei - Aliado de mi madre

Conocí a san Josemaría cuando mi hermana trajo desde su trabajo unos folletos con sus oraciones y vida, que le había entregado una colega que era miembro del Opus Dei; lo dejó sobre la mesa del comedor y estuvo ahí un tiempo sin que nadie lo tomara en cuenta. Un día se nos estropeó la televisión y era la única que teníamos en casa. Mi hermano había estado viendo si se podía hacer algo, pero nada resultaba; entonces decidió dejarla desenchufada y en eso mi madre entra al living y va pasando por el comedor y comienza a conversar en voz alta con monseñor y le dice que le arregle su tele y que le iba a enviar su milagro y un montón de cosas más como quien conversa con un amigo. Llega hasta donde estábamos nosotros sentados, enchufa la TV, y ésta se encendió como si nunca hubiese estado mala....

san Josemaría para mi madre fue su dueño de casa

Desde allí san Josemaría para mi madre fue su dueño de casa, lo tenía en un cuadro y cada cosa que necesitaba le conversaba y al rato estaba solucionado. Cuando mi madre falleció ya nadie más le solicitaba nada, porque nunca le hizo favores a ninguno de nosotros, pero un día comencé a conversar con él, tal como lo hacía mi madre y le pedí que me ayudara que yo necesitaba de él que fuera mi dueño de casa y necesitaba hacer arreglos. Me puso todo en el camino y le prometí que, al igual que mi madre, lo tendría en un cuadro y así lo hice.

Hace mucho tiempo se me echó a perder el calefón, busqué por todos lados quien viniese a arreglarlo y no encontraba. No quería comprar uno nuevo porque este tenía poco tiempo. Después de casi más de un mes, ya en mi desesperación y pensando en ir a comprar uno nuevo conversé con san Josemaría y le dije que si él lo que quería que contara a través de una publicación este milagro, lo haría, pero que por favor me ayudara. Hoy llegaron dos maestros, uno quedó de volver porque había que cambiar un repuesto y en la tarde llegó otro maestro que ni lo esperábamos, en un rato cambió el repuesto y dejó el calefón funcionando… Quizás para muchos estas cosas son domésticas, para mí es mi compañero. Muchas gracias mi san Josemaría Escrivá.

C.U.P., Chile


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico [email protected].

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).