Mensaje del día

“Tú te puedes llamar hijo de Dios”

Dale muchas gracias a Jesús, porque por Él, con Él y en Él, tú te puedes llamar hijo de Dios. (Forja, 265)

Si nos sentimos hijos predilectos de nuestro Padre de los Cielos, ¡que eso somos!, ¿cómo no vamos a estar alegres siempre? –Piénsalo. (Forja, 266)

¡Qué hermosa es nuestra vocación de cristianos –¡de hijos de Dios!–, que nos trae en la tierra la alegría y la paz que el mundo no puede dar! (Forja, 269) Ut in gratiarum semper actione maneamus ...