Francisco: "Tu eres Pedro"

De Argentina
Francisco: "Tu eres Pedro"

Compartimos el comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina, con motivo de la celebración del sexto aniversario de la elección del Papa Francisco.

Newsletter

Si desea suscribirse para recibir nuestro boletín de noticias indíquenos por favor su correo electrónico.

Utilizamos su correo electrónico únicamente para enviarle nuestro boletín de noticias y de acuerdo con nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Política de privacidad y cookies

Textos espirituales

«Nosotros predicamos a un Cristo crucificado»

¿Qué significa que con su muerte en la Cruz y con su Resurrección Cristo ha obtenido el perdón para todos los hombres? ¿A quién ha ofrecido su vida y por qué? ¿Qué significa que la muerte de Cristo es vida del mundo, que entrando en la muerte ha ganado para todos la vida? Cuatro imágenes nos ayudan a profundizar en el misterio.

Libros electrónicos

Videos destacados

Play

La pizarra vacía

Tres días antes del lanzamiento de Reset fallecía en Madrid Carlos García-Hoz. Tenía 45 años, mujer y una hija aún pequeña. Era director de una agencia de publicidad. Un tipo creativo, carismático, entrañable, deportista, muy querido por amigos y compañeros. Alguien ahí Arriba consideró que ya se había reiniciado suficientes veces y que su sistema operativo estaba preparado para dar el salto a una nueva dimensión.

Mensaje del día

"¡Amemos la dirección espiritual!"

Abriste sinceramente el corazón a tu Director, hablando en la presencia de Dios..., y fue estupendo comprobar cómo tú solo ibas encontrando respuesta adecuada a tus intentos de evasión. ¡Amemos la dirección espiritual! (Surco, 152)

Conocéis de sobra las obligaciones de vuestro camino de cristianos, que os conducirán sin pausa y con calma a la santidad; estáis también precavidos contra las dificultades, prácticamente contra todas, porque se vislumbran ya desde los principios del camino. Ahora os insisto en que os dejéis ayudar, guiar, por un director de almas, al que confiéis todas vuestras ilusiones santas ...