Prelado del Opus Dei: "Todos somos hijos de Dios, incluso los que se equivocan"

Durante su cuarta visita a Chile, el Prelado del Opus Dei bendijo la futura Clínica Universidad de los Andes y posteriormente se reunió ante más de 2.000 alumnos, alumni, autoridades, profesores, administrativos y todos quienes trabajan y cooperan con la Universidad. Monseñor Javier Echevarría agradeció la posibilidad de estar nuevamente junto a esta "gran familia universitaria y hermosa tierra, con la que se me vienen tantos recuerdos de San Josemaría, ya que él quería mucho a este país".

“Tenéis que responder con la perseverancia de los que nos sabemos hijos de Dios”. Así respondió el Prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría, al ser consultado sobre cómo seguir construyendo un país en que la vida y la familia sean valores que se respeten siempre. “Y todos somos hijos de Dios, incluso los que se equivocan…”, precisó en el encuentro que sostuvo este miércoles día 14 con profesores, alumnos y personal de la Universidad de los Andes, luego de que bendijera la nueva Clínica, como Rector Honorario del plantel, en el marco de su viaje pastoral a Chile.

Nicolás Figari planteó una pregunta al Prelado del Opus Dei. Foto: Cristián Aninat Gálmez.

La pregunta la formuló el ex alumno de Derecho, Nicolás Figari: “en el último tiempo –dijo– se han intensificado las presiones de grupos sociales que quieren reemplazar los valores que fundan nuestra sociedad por unas propuestas que atentan contra el derecho a la vida, el matrimonio y la familia”.

“Señor, que sepa comunicar, que sepa hablar en tu nombre, pon en mi conversación tus palabras, la necesidad de ayudar con mi vida y con mi ejemplo”. Foto: Cristián Aninat Gálmez.

“Defended a Chile con vuestra vida cristiana”, alentó el obispo a las dos mil personas que lo escuchaban en el campus universitario. Aseguró que las esencias cristianas permean la sociedad. Y sugirió reaccionar en primer lugar rezando: “Señor, que sepa comunicar, que sepa hablar en tu nombre, pon en mi conversación tus palabras, la necesidad de ayudar con mi vida y con mi ejemplo”.

Por lo tanto –dijo el prelado del Opus Dei– “reaccionemos con generosidad y también con firmeza'. Foto: Cristián Aninat Gálmez.

“No os echéis para atrás”, insistió. “A veces esta cultura quiere quitar no sólo los valores, las virtudes…. ¿Quién de nosotros no está orgulloso de ser hijo de su padre y de su madre? ¡Eso lo quieren quitar! ¿Quién no está orgulloso de tener una vida? Y lo quieren quitar. O lo quieren quitar a otras personas”, señaló. Por lo tanto –dijo– “reaccionemos  con generosidad y también con firmeza. Porque esas ideas no son de libertad sino un libertinaje que lleva a un asesinato o a un asesinato espiritual. Hablemos con claridad y caridad. Así recuperaremos los valores que hay en nuestra sociedad.”

Al concluir este primer encuentro de su cuarta visita pastoral a Chile, monseñor Echevarría, rezó por las autoridades civiles, eclesiásticas y universitarias. Foto: Cristián Aninat Gálmez.

Recordó que los niños que nacen no son solo fruto del amor humano, sino “fruto fundamentalmente de la decisión de Dios de crear nuevas vidas humanas”.

Al concluir este primer encuentro de su cuarta visita pastoral a Chile, monseñor Echevarría, rezó por las autoridades civiles, eclesiásticas y universitarias.