6 consejos del Papa Francisco para vivir la Navidad

A pocos días de la Navidad, compartimos 6 consejos del Papa Francisco que nos ayudan a prepararnos bien para hacerle espacio a Jesús “dejando que su luz y su gracia entren hasta el fondo de nuestra alma”, como enseñaba san Josemaría.

1. Estar atentos: La persona que está atenta es la que, en el ruido del mundo, no se deja llevar por la distracción o la superficialidad, sino que vive de modo pleno y consciente, con una preocupación dirigida en primer lugar a los demás. Con esta actitud nos damos cuenta de las lágrimas y las necesidades del prójimo, y podemos percibir también sus capacidades y sus cualidades humanas y espirituales. La persona mira después al mundo, tratando de contrarrestar la indiferencia y la crueldad que hay en él y alegrándose de los tesoros de belleza que también existen y que deben ser custodiados. (3 de diciembre de 2017)

2. Hacerle espacio a Jesús en nuestro corazón: Cada familia cristiana —como hicieron María y José—, ante todo, puede acoger a Jesús, escucharlo, hablar con Él, custodiarlo, protegerlo, crecer con Él; y así mejorar el mundo. Hagamos espacio al Señor en nuestro corazón y en nuestras jornadas. Así hicieron también María y José, y no fue fácil: ¡cuántas dificultades tuvieron que superar! No era una familia artificial, no era una familia irreal. La familia de Nazaret nos compromete a redescubrir la vocación y la misión de la familia, de cada familia. Y, como sucedió en esos treinta años en Nazaret, así puede suceder también para nosotros: convertir en algo normal el amor y no el odio, convertir en algo común la ayuda mutua, no la indiferencia o la enemistad. (17 de diciembre de 2014)

3. Acoger la ternura de la Navidad: Esta noche santa, en la que contemplamos al Niño Jesús apenas nacido y acostado en un pesebre, nos invita a reflexionar. ¿Cómo acogemos la ternura de Dios? ¿Me dejo alcanzar por él, me dejo abrazar por él, o le impido que se acerque? «Pero si yo busco al Señor» –podríamos responder–. Sin embargo, lo más importante no es buscarlo, sino dejar que sea él quien me busque, quien me encuentre y me acaricie con cariño. Ésta es la pregunta que el Niño nos hace con su sola presencia: ¿permito a Dios que me quiera? (24 de diciembre de 2014)


4. Dejarnos sorprender por el Señor: El nuestro es el Dios de las sorpresas, el Dios que nos está buscando, nos está esperando, y solamente nos pide el pequeño paso de la buena voluntad. Alguien, efectivamente, podría decir: “Oh, yo tengo este pecado desde hace años, este pecado que me tortura, tengo una vida así, nunca he contado esto de mi vida, es una llaga que llevo dentro, pero cómo querría…”; pero ya ese «cómo querría» al Señor le basta. Efectivamente, el Señor muchas veces nos verá alejarnos de Él, y nos esperará como el Padre del hijo pródigo. Muchas veces verá que queremos acercarnos y él saldrá a nuestro encuentro. (28 de noviembre de 2016)

5. Llevemos a Jesús todo lo que somos: Entremos en la verdadera Navidad con los pastores, llevemos a Jesús lo que somos, nuestras marginaciones, nuestras heridas no curadas. Así, en Jesús, saborearemos el verdadero espíritu de Navidad: la belleza de ser amados por Dios. Con María y José quedémonos ante el pesebre, ante Jesús que nace como pan para mi vida. Contemplando su amor humilde e infinito, digámosle gracias: gracias, porque has hecho todo esto por mí. (24 de diciembre de 2016)

6. Ser testigos del amor: Preparándonos a la Navidad, hacemos nuestro de nuevo el camino del pueblo de Dios para acoger al Hijo que ha venido a revelarnos que Dios no es sólo Justicia sino también y sobre todo Amor (cf. 1 Jn 4,8). Por todas partes, y sobre todo allí donde reina la violencia, el odio, la injusticia y la persecución, los cristianos estamos llamados a ser testigos de este Dios que es Amor. (29 de noviembre de 2015)


Más información

Felicitación navideña del Prelado

Mensaje de Navidad de la Conferencia Episcopal Argentina

Navidad: 10 minutos de homilía Audio de san Josemaría de la homilía que predicó en 1963 sobre el nacimiento de Cristo

Texto y audio de la homilía de san Josemaría “El triunfo de Cristo en la humildad”

Recursos para vivir la Navidad

¿Cuál es el origen de nuestras tradiciones navideñas?