El calendario litúrgico

El calendario lunisolar es el que pauta las fechas de las diferentes fiestas que celebra la liturgia cristiana, y su distribución a lo largo del año.

Opus Dei - El calendario litúrgico

Dentro del calendario litúrgico hay fiestas fijas como Navidad, Epifanía, fiestas de santos o de la Virgen y fiestas móviles. Dentro de estas últimas, la Pascua de Resurrección es la principal. Se celebra el domingo posterior al primer plenilunio del equinoccio de otoño, y en relación a ella se fijan las demás.

El año litúrgico se inicia con el tiempo de Adviento, que comienza el domingo siguiente a la fiesta de Cristo Rey. Dura cuatro domingos y es preparación para el nacimiento del hijo de Dios.

El tiempo de Navidad se extiende desde el 25 de diciembre, fiesta del nacimiento de Jesús en Belén, hasta el 6 de enero, fiesta de la Epifanía del Señor.

Le sigue el primer período del tiempo ordinario que comienza el 7 de enero y dura hasta el martes anterior al Miércoles de Ceniza (popularmente conocido como martes de Carnaval).

La Cuaresma, que es un tiempo de penitencia, se inicia con el miércoles de Ceniza y comprende seis domingos con sus correspondientes semanas.

El tiempo de Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos y termina el sábado anterior a la Pascua de Resurrección. Son los días en que se conmemora la Pasión y Muerte de Jesús en la Cruz.

La Pascua comienza el domingo de Resurrección. Comprende siete semanas y finaliza con el domingo de Pentecostés.

El tiempo ordinario se reanuda al día siguiente de la fiesta de Pentecostés y dura hasta el sábado siguiente a la fiesta de Cristo Rey, culminando el año litúrgico.