Cardenal Sturla instó a ser “faroles encendidos” que den “el calor de Cristo” y agradeció la presencia del Opus Dei en Uruguay

“Que seamos faroles encendidos que den el calor de Cristo”, pidió el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, en la Misa que presidió, el sábado 25, en honor san Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. (Reproducimos reseña publicada en Noticeu)

Opus Dei - Cardenal Sturla instó a ser “faroles encendidos” que den “el calor de Cristo” y agradeció la presencia del Opus Dei en Uruguay

La fiesta de este santo es el día 26 pero este año coincidió con el domingo y por eso se celebró la víspera en Montevideo y en otros puntos del país. La Misa tuvo lugar en la Catedral Metropolitana, que estaba colmada de gente, entre miembros de la Obra, personas que participan de sus actividades, allegados y colaboradores. A ambos lados de la nave central había personas de pie.

Acompañaron en la celebración el rector de la Facultad de Teología de Uruguay, Mons. Antonio Bonzani, Mons. Rodrigo Balboa en representación del Nuncio Apostólico en Uruguay –que viajó tras el fallecimiento de su hermano–, el padre Juan González, párroco de la Catedral, y Mons. Carlos Ma. González, Vicario del Opus Dei en Uruguay.

El Cardenal hizo uso de la palabra hacia el final de la Misa. Se refirió al primer punto del libro “Camino”, obra de Escrivá, y recomendó “estar dispuestos a dejar huella, ser poso”. “Que allí donde nos encontremos no sea lo mismo si estamos o no, porque Cristo está con nosotros, Él nos enciende con el fuego de su amor”, subrayó.

“Doy gracias a Dios por la presencia del Opus Dei en Montevideo y en Uruguay. Ojalá todos nos sintamos con ese corazón apostólico tan fuerte de San Josemaría que nos lleve a ser Iglesia en salida, como quiere el Papa Francisco”, agregó el Cardenal Sturla.

Luz y calor

Durante toda la Misa hubo sacerdotes confesando. El coro, compuesto por una quincena de integrantes, intervino de un modo solemne que ayudó al recogimiento.

La homilía fue pronunciada por Mons. González, quien comenzó recordando que en 2016 se cumplen 60 años de la llegada de los primeros dos miembros del Opus Dei a Uruguay, los padres Gonzalo Bueno y Agustín Falceto, ambos españoles y en actividad al día de hoy.

Mencionó, asimismo, el mensaje que el santo escribió en un libro que regaló a Ricardo Fernández Vallespín, un joven estudiante que acabaría siendo el sacerdote que hizo los primeros viajes de Argentina a Uruguay para comenzar a difundir la Obra en estas tierras. “Que busques a Cristo, que encuentres a Cristo, que trates a Cristo”, redactó san Josemaría Escrivá. Y el Vicario del Opus Dei subrayó: “No seguimos una idea, unos valores o un proyecto. Seguimos a una persona que vive. Este seguimiento es interior pero tiene también una dimensión social. Si seguimos a Cristo, lo más cerca que podamos, daremos a los demás la posibilidad de que lo conozcan y admiren a Él”, apostilló.

Luego se refirió a una imagen a la que recurría con frecuencia el santo: la del farol encendido. El fundador del Opus Dei comentaba que aquellos que tienen conciencia de su vocación cristiana son un farol que se prende. Es igual a los demás pero da luz y calor. “Esa es precisamente la función del Opus Dei”, agregó, y la definió en pocas palabras: “Promover entre todos la idea de que pueden dar luz y calor en donde están y al mismo tiempo seguir siendo un ciudadano idéntico a los otros, pero con una obligación específica”.

La función de los faroles es iluminar y todos los cristianos reciben, por el Bautismo, la misión de recordar a todos esa llamada. “O por lo menos a elevar la temperatura espiritual del lugar donde estamos, o el tono humano”, indicó Mons. González.

Para concluir, el sacerdote citó la última carta pastoral del Cardenal Sturla, “Ser la alegría de Dios”. “El primer anuncio tiene que salir de nosotros, con nuestro ejemplo. Los que están a nuestro lado tienen que ver el primer anuncio. Si seguimos esto seremos, como dice el Cardenal en cita al profeta Isaías, ‘la alegría de Dios’”., concluyó.

Ver artículo en Noticeu.